El Hospital Regional de Málaga estrena un nuevo equipamiento coronario que permite dar el alta a las 24 horas de la intervención

El área de Cardiología del centro, que también presta asistencia en la Axarquía, implanta un programa de tratamiento integral mínimamente invasivo para pacientes con valvulopatías aórticas que atenderá a más de 4.000 pacientes cada año.

La consejera de Salud y Consumo, Catalina García, ha visitado el servicio de Cardiología del Hospital Regional Universitario de Málaga donde se ha implantado un programa de tratamiento integral multidisciplinar orientado al alta precoz de pacientes con estenosis valvular aórtica tratados con técnica TAVI (implante transcatéter de la válvula aórtica). «Se trata de un protocolo que permite dar el alta en 24 horas desde la intervención hasta alrededor del 70% de los pacientes que se someten al implante de una válvula aórtica percutánea de forma electiva», ha explicado.



«La tecnología ha mejorado significativamente las opciones de tratamiento para los problemas coronarios. La cirugía robótica y la cirugía endovascular permiten procedimientos más seguros y con tiempos de recuperación más cortos. En el campo de la cardiología intervencionista, los avances en dispositivos médicos han mejorado la eficacia de los procedimientos y reducido las tasas de reestenosis«, ha añadido. En la visita también han estado presentes el viceconsejero de Salud y Consumo, Miguel Ángel Guzmán; el delegado territorial en Málaga, Carlos Bautista, y el director gerente del Hospital Regional, José Antonio Ortega, junto al equipo de Cardiología del centro hospitalario.

La valvulopatía aórtica es una enfermedad que tiene una mayor prevalencia en edades avanzadas, precisamente cuando la fragilidad de los pacientes puede suponer un riesgo aumentado de complicaciones a la hora de una intervención o de la propia hospitalización asociada a la misma. Por ello, el objetivo de este programa es sacar el máximo rendimiento a esta técnica mínimamente invasiva realizada por cardiólogos intervencionistas como alternativa a la cirugía convencional abierta con circulación extracorpórea, lo que permite una recuperación muy temprana y evita estancias innecesarias y prolongadas que podrían derivar en complicaciones graves para el paciente.

Esta técnica se lleva a cabo en la recién reformada área de Cardiología Intervencionista, Hemodinámica y Arritmias. Gracias a la misma, se ha pasado de contar con dos salas a tres, todas ellas equipadas con angiógrafos de última generación que permitirán atender de forma más ágil y rápida a 4.000 pacientes cada año que precisen técnicas de diagnóstico o tratamiento percutáneo de cardiopatías, desde cateterismo cardíacos, coronariografías, implante de stents o válvulas percutáneas –200– hasta el tratamiento más avanzado de las arritmias cardíacas.

El proyecto ha incluido la sustitución de la sala más antigua y la remodelación de parte del área administrativa para dar cabida a una nueva tercera sala, lo que ha conllevado un importante trabajo de ingeniería y arquitectura. En 2018 se realizó una primera ampliación de la Unidad, duplicando sus espacios, al pasar de tener una sala a dos, y tras las obras realizadas entre febrero y junio de 2023, se ha completado una transformación que va a permitir dar una respuesta más ágil y con medios de alta tecnología al volumen creciente de pacientes que precisan de técnicas de cardiología intervencionista para su diagnóstico y tratamiento.

La inversión para ambas salas, la remodelada y la nueva, ha sido de 2,2 millones de euros, incluyendo las obras realizadas y el equipamiento. Así, los trabajos para acondicionar las salas han conllevado un gasto de 800.000 euros, además de los 1,4 millones en los aparatos tecnológicos.

El jefe de servicio de Cardiología, Cristóbal Urbano, señala que «estos equipos no sólo van a incrementar la disponibilidad, sino que suponen un avance en tecnología con equipamientos que permiten técnicas de fusión de imagen como la angiografía, la ecocardiografía o el TAC en tiempo real, lo que nos va a permitir ofertar a los pacientes de nuestra área las técnicas más avanzadas en el tratamiento percutáneo de las cardiopatías, con una mayor eficiencia y accesibilidad gracias a esta ampliación».

Atención temprana al infarto

Desde 2013 el servicio de Cardiología del Hospital Regional Universitario de Málaga cuenta con un programa de angioplastia primaria para el tratamiento del infarto, que posteriormente fue incluido en el programa CODINFA (código infarto Andalucía) que homogeneizó la atención a esta patología a nivel del Servicio Andaluz de Salud. Desde entonces, se atienden mediante angioplastia primaria alrededor de 400 infartos al año en el área de influencia del Hospital Regional de Málaga.

Este procedimiento incluye un proceso coordinado entre 061, dispositivos de urgencias de Atención Primaria, servicios de Urgencias hospitalarios o servicios de Cuidados Intensivos entre otros, facilitando el acceso directo de los pacientes con infarto desde el primer contacto médico (ya sea en domicilio, vía pública o servicios de urgencias) hasta el cardiólogo intervencionista en la sala de hemodinámica para desobstruir las arterias coronarias mediante el implante de stents, disminuyendo todo lo posible el tiempo que el músculo cardíaco está sufriendo la falta de riego sanguíneo como consecuencia de la obstrucción por un trombo o la rotura de una placa de ateroma, que es la causa de la mayoría de los infartos de miocardio.

«Esta atención temprana en la sala de hemodinámica por parte de los cardiólogos, y la coordinación del resto de servicios es lo que ha permitido reducir de forma muy importante la mortalidad y las secuelas por infarto de miocardio en los últimos años», señala Urbano, que explica que, además de la atención al infarto, los pacientes con patología no aguda –4.000 al año– se benefician de las técnicas diagnósticas mediante cateterismo cardíaco y coronariografías que se realizan en esta Unidad. Además, 1.200 pacientes son atendidos gracias a los avances terapéuticos con técnicas intervencionistas que permiten el tratamiento de la aterosclerosis coronaria mediante angioplastia e implante de stents. «Hasta el desarrollo de estas técnicas percutáneas hace unos años, sólo tenían la opción de una cirugía abierta de bypass coronario como tratamiento de su dolencia», asevera el responsable de Cardiología.

Durante la fase de obras e implementación de los equipos, la actividad de la Unidad de Cardiología Intervencionista y Hemodinámica se trasladó a la sala del Hospital Materno Infantil, gestionada por el mismo Servicio de Cardiología, asegurando en todo momento la asistencia mediante circuitos de derivación de pacientes, incluyendo la utilización y el apoyo de la UCI de adultos del Hospital Materno Infantil y el refuerzo de los medios de transporte entre ambos centros, así como con el resto de hospitales comarcales que tienen a la unidad de hemodinámica del Hospital Regional Universitario de Málaga como referencia.

Además del área directa del Hospital Regional, la Unidad de Hemodinámica, Cardiología Intervencionista y Arritmias del complejo hospitalario presta asistencia al área sanitaria de la Axarquía, Antequera y Melilla, siendo referencia para más de 800.000 ciudadanos.

La incorporación de los dos nuevos angiógrafos de última generación, que se suman al ya existente instalado en 2018, es una inversión financiada por la Unión Europea, a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia- NextGeneration EU, instrumento financiero de la inversión C18.I1 Plan de inversión en equipos de alta tecnología del SNS, del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España.




Vélez-Málaga

Vélez-Málaga y Torre Del Mar, una ventana al paraíso

Plaza de las carmelitas 12 * 29700 Teléfono: 952559100

Vélez-Málaga

Vélez-Málaga y Torre Del Mar, una ventana al paraíso

Plaza de las carmelitas 12 * 29700 Teléfono: 952559100