El fiscal pide 18 años de prisión para el acusado del crimen de La Quema de Algarrobo

‘El Manco’, que realizaba tareas de vigilante en la carpa preparada para las fiestas, murió a golpes con violencia extrema, según el Fiscal.

El crimen en septiembre de 2018 en Algarrobo de Antonio Camacho Reina, conocido como El Manco y de 63 años de edad, será juzgado a partir de este lunes por procedimiento de jurado popular. El presunto autor de los hechos se enfrenta a una condena de 18 años de prisión por asesinato.



Según relata el Ministerio Fiscal en su escrito de acusación al que ha tenido acceso Diario SUR, el acusado, después de más de un año de rencillas entre ambos, en los que llegaron a ser condenados por delitos de lesiones, se dirigió en la madrugada del 23 de septiembre de 2018 al lugar donde se encontraba la víctima con el objetivo de acabar con su vida.

Así, acudió al parque de Las Escalerillas, donde realizaba tareas de vigilancia de la carpa equipada para la celebración de las fiestas de La Quema. Según el relato del Ministerio Público, el procesado «lo zarandeó y arrojó al suelo». Cuando lo tuvo «a su merced» en «posición de inferioridad» decidió «acabar con la vida de su oponente» sin dejarle oportunidad alguna de levantarse y defenderse, siempre según describe el fiscal en su escrito.

«A tal fin le pateó con una violencia extrema», desproporcionada con el enfrentamiento inicial, golpeándole de forma «reiterada y con gran brutalidad», llegando presuntamente a «saltar varias veces sobre la cabeza de la víctima».

Tras el relato de los hechos, el fiscal hace una extensa enumeración de las 17 lesiones que los forenses encontraron en el cuerpo de la víctima. La mayoría de ellas, según el escrito, se concentraban entre el cuello y la cabeza, donde había fracturas abiertas, heridas inciso-contusas, abrasiones, erosiones y otras lesiones que provocaron la muerte del vigilante por shock hipovolémico hemorrágico a consecuencia del politraumatismo.

La detención del acusado

La Guardia Civil detuvo al ahora procesado 48 días después de que encontrasen el cuerpo sin vida del vigilante. El caso contó con un testigo clave, que presenció cómo una persona estaba saltando sobre el hombre, que se encontraba tendido en el suelo sin moverse.

Este testimonio (fue ese testigo quien avisó a emergencias) permitió descartar el móvil del robo del material de la feria y llevó a los agentes a indagar en conflictos previos, tras lo que dieron con el presunto autor.

Antes de pasar a disposición judicial, los agentes de la Benemérita llevaron al detenido al lugar de los hechos para llevar a cabo una reconstrucción del presunto asesinato, procedimiento que se llevó a cabo entre un fuerte dispositivo de seguridad.

El detenido tenía 47 años el día de los hechos y había sido legionario. Vivía con su hermano mayor en un domicilio en el que los agentes de la Guardia Civil encontraron varias plantas de marihuana.

In this article



Lavarapid

Lavandería autoservicio en Torre del Mar. Hasta 13 kilos y en solo 30 minutos

Avenida Andalucía nº 57, C, Torre del Mar