Clamor en Vélez-Málaga por la ausencia del pintor Francisco Hernández en el museo de la Aduana

La SAC, escritores o políticos vienen exigiendo a través de varios medios que la Junta “subsane esta lamentable laguna”.

Colectivos como La Sociedad Amigos de la Cultura (SAC); escritores como Antonio Jiménez o políticos, como el diputado provincial y líder del PP en la localidad, Francisco Delgado Bonilla, entre otros, vienen exigiendo a través de diferentes medios que la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía adopte las medidas oportunas para que la obra del pintor local Francisco Hernández esté representada en el museo de la Aduada de Málaga.

La Junta Directiva de la SAC, ha difundido un escrito en el que consideran al Hijo Adoptivo de Vélez-Málaga y socio de honor del colectivo desde 2011, como uno de los mayores exponentes de la escuela veleña de pintores de los años 50.
 
Afirman que aunque "el proyecto museográfico del Museo de la Aduana de Málaga ha dignificado el papel de los pintores malagueños, ello no es óbice para que reclamemos que la Consejería de Cultura inicie las gestiones necesarias para subsanar esa lamentable laguna y coloque en el lugar que se merece con una obra representativa la figura del pintor veleño Francisco Hernández".

En al misma línea se han pronunciado en artículos de opinión publicados en medios locales y provinciales el escritor Antonio Jiménez y el líder del PP, Francisco Delgado, entre otras personalidades. 

Francisco Hernández Díaz, que desde hace cuatro años da nombre al Centro de Arte Contemporáneo de Vélez-Málaga, nació en Melilla el 18 de diciembre del año 1932, aunque muy pronto se trasladó con su familia a Vélez-Málaga, ciudad de la que fue nombrado Hijo Adoptivo y en la que falleció el día 5 de abril de 2012.

En Vélez-Málaga comenzó su formación vital y artística y en ella dio rienda suelta a su innata cualidad para el dibujo. Con tan sólo trece años el maestro dibujó un soberbio vía crucis que aún se conserva en la pequeña parroquia de la pedanía del Trapiche. Fue en su ciudad de adopción donde comenzó su formación autodidacta en el mundo de la pintura y donde comenzó a relacionarse con otros pintores de la época. Hernández, a pesar de su paso por la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, fue siempre un autodidacta. Sin embargo a sus extraordinarias cualidades naturales unió siempre un portentoso espíritu de superación y de constancia que lo llevó a tener un profundo conocimiento tanto de la historia del arte, como de las más variadas técnicas y estilos pictóricos.

Por tanto Francisco Hernández unió a su talento natural para el dibujo –famosa es la frase de Dalí que lo situaba en la cúspide del dibujo mundial- y la pintura, una férrea disciplina que lo llevó a dedicar total y plenamente su vida al ejercicio pictórico. Su personalidad y su forma de ser, además, siempre estuvieron en consonancia con su convicción personal de la dedicación en exclusiva al arte y a la pintura. Francisco Hernández fue artista y a lo largo de sus ochenta años de vida, ejerció, sin duda, de artista. Y en ese sentido se dedicó en cuerpo y alma a la creación de una obra, una monumental obra -tanto por su cantidad, como por su calidad- marcada por la búsqueda permanente e incesante de temas, estilos y técnicas distintas y novedosas. Francisco Hernández desde el profundo conocimiento de los clásicos: de Durero a Rembrandt, de Mantegna a Ingres, buscó incansablemente un lenguaje contemporáneo. Las ideas de aportar al arte algo nuevo y de renovarse cada cierto tiempo, marcaron la extensa obra del veleño, quien dominó el dibujo –tanto con lápiz de grafito como con tinta china-, el retrato, los cuadros de gran formato o los frescos.

Franciso Hernández cuenta en su haber con numerosos galardones, entre ellos,el premio March de Bellas Artes, el premio colectivo internacional de la XXXV Bienal de Venecia y el premio nacional de dibujo de la revista Correo del Arte. En 1985 fue nombrado académico de número de la Real Academia de San Telmo de Málaga.

Su obra está representada en el Museo de Bellas Artes (Málaga), Museo Diocesano (Málaga), Museo de Artes populares (Málaga), Museo de Arte contemporáneo (Santander), Palacio de la Zarzuela (Madrid), Palacio de la Marquesa de Santa Cruz (Madrid), Institución Buckley (Connetticut-EEUU), Museo de Arte Flamenco (Jerez de la Frontera) y en el Museo de Arte Contemporaneo del Vaticano.

Desde 1945,año en que mostró por primera vez públicamente sus dibujos en Vélez-Málaga, ha expuesto su obra, de manera individual y colectiva, en numerosas ciudades españolas y del mundo (Barcelona, Madrid, Palma de Mallorca, Sevilla, Hannover, Johannesburgo, Buenos Aires, Venecia, Bruselas,Viena, Munich, Kut Konstal y Sao Paulo, entre otras.



El Tocador de Fátima

Alquiler de complementos, tocados y Pamelas para bodas y eventos.

Calle Santiago y Santa Ana, 12, Torre Del Mar

El Tocador de Fátima

Alquiler de complementos, tocados y Pamelas para bodas y eventos.

Calle Santiago y Santa Ana, 12, Torre Del Mar