Archivado el caso por la presunta violación múltiple a una soldado en Bobadilla

El Tribunal Militar Territorial de Sevilla ha acordado archivar el caso por la presunta violación grupal denunciada por una soldado en el acuartelamiento de Bobadilla (Antequera) el 11 de diciembre de 2017, según ha adelantado el diario ABC, informa Cadena Ser. Por esa causa han sido investigados cuatro compañeros de destino por su presunta relación con los hechos. Según el testimonio inicial la supuesta víctima denunció que durante los festejos por el Día de la Patrona del Ejercito del Aire y durante la celebración del mismo en un bar, ajeno a las dependencias militares, pudo ser drogada con algún tipo de sustancia que le hizo perder la memoria y su capacidad volitiva pero convencida de que, de vuelta al acuartelamiento, fue violada por varios compañeros.

Sin embargo, según el auto de archivo al que ha tenido acceso esta emisora, no hay pruebas que sustenten la versión, por lo demás contradictoria, de la supuesta víctima.



El Tribunal Militar Territorial de Sevilla ha acordado archivar el caso por la presunta violación grupal denunciada por una soldado en el acuartelamiento de Bobadilla (Antequera) el 11 de diciembre de 2017, según ha adelantado el diario ABC. Por esa causa han sido investigados cuatro compañeros de destino por su presunta relación con los hechos. Según el testimonio inicial la supuesta víctima denunció que durante los festejos por el Día de la Patrona del Ejercito del Aire y durante la celebración del mismo en un bar, ajeno a las dependencias militares, pudo ser drogada con algún tipo de sustancia que le hizo perder la memoria y su capacidad volitiva pero convencida de que, de vuelta al acuartelamiento, fue violada por varios compañeros.

Sin embargo, según el auto de archivo al que ha tenido acceso Cadena Ser, no hay pruebas que sustenten la versión, por lo demás contradictoria, de la supuesta víctima.

Descartada la prueba física el Tribunal centra su argumentación en el testimonio de la víctima e indica que:”Nos encontramos ante algo más que una falta de corroboración de los indicios aportados por la denunciante, pues estos no encuentran ni siquiera un mínimo eco o reflejo, por débil que sea, ni en las numerosas pruebas periciales practicadas, que no respaldan en absoluta la versión incriminatoria, sino todo lo contrario; ni en las declaraciones testificales, lo que se une a la falta de credibilidad objetiva y falta de persistencia en la incriminación, en las diferentes declaraciones prestada por la denunciante”.

Por todo ello el Juzgado Militar decide archivar el asunto, la decisión puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo Militar.

Además el Tribunal Militar de Sevilla ha dictado una sentencia absolutoria al considerar que tampoco existió sobre la víctima una violación anterior, en septiembre de 2017, por parte de un compañero de acuartelamiento a quien la mujer denunció por agresión sexual. El Tribunal señala que: «analizada la declaración de la víctima y vista la falta de verosimilitud de la misma así como la incoherencia tanto de sus manifestaciones como de su comportamiento, considera que,además de estas incoherencias y falta de verosimilitud, va en contra de cualquier lógica racional que como manifiesta la soldado dijera «50 veces que no» y a pesar de ello se quedase en la habitación con el soldado denunciado ; que después de haber sufrido una situación de abuso permaneciera en la misma habitación que su agresor durante al menos unos diez minutos y «se tumbara en la cama de al lado a dormir», sobre todo cuando ha quedado acreditado que éste no fue en ningún momento agresivo ni medio ninguna tipo de intimidación por su parte; que su actitud al encontrarse con la Cabo fuera la de una persona tranquila, no estaba ni «nerviosa» ni»angustiada» «no le dio la impresión de haber sufrido algún tipo de agresión»,

Se hicieron análisis a la mujer para averiguar si existían sustancias compatibles con su testimonio y sólo arrojó que la supuesta víctima había consumido éxtasis y otros estupefacientes en los meses previos a la denuncia. Se tomaron muestras de ADN de diversas partes de la ropa que llevaba la noche de los hechos sin que el resultado coincidiera con la identidad de alguno de los señalados por la denunciante ( se llegaron a tomar muestras de nueve militares de la base) , en el análisis corporal de la mujer tampoco se encuentra rastro alguno de una posible agresión sexual en síntesis, dice el Tribunal Militar:” No existe ningún hecho que avale, no ya de manera directa, ni siquiera periférica o circunstancialmente los hechos denunciados, por lo que sólo contamos con la declaración de la denunciante”.

En este artículo



Restaurante Marisquería Bar Negri

Restaurante con tradición de casi 40 años. Nuestras gambas son conocidas en el mundo entero

Paseo Larios, 14, Torre del Mar

Restaurante Marisquería Bar Negri

Restaurante con tradición de casi 40 años. Nuestras gambas son conocidas en el mundo entero

Paseo Larios, 14, Torre del Mar