Vejer de la Frontera, un pueblo donde querrás volver una y otra vez

Os proponemos una ruta gasronómica por Vejer de la Frontera, que se ha convertido en uno de los destinos gourmet de toda Andalucía.

Es uno de los pueblos más bonitos de Andalucía, teniendo una competencia muy alta. Pero hay algo de Vejer que te agarra por dentro. Tiene ese encanto de los pueblos andaluces, desde el mismo primer instante en el que pones un pie en sus calles, sabes que volverás.



Vejer de la Frontera desprende ese aura de los lugares vividos, sus calles laberínticas, estrechas cuestas y más estrechos callejones a partir de empedrados casi imposibles, cuentan su historia árabe. Como sus molinos de agua y sus patios floridos hasta arriba de azulejos al más puro estilo nazarí. Por algo ese es el origen arquitectónico de Vejer de la Frontera, la localidad gaditana de cerca de 13.000 habitantes situada a orillas del río Barbate y a apenas ocho kilómetros de distancia de la costa.

El casco antiguo, amurallado y elevado a 200 metros de altura, hace que cuando la brisa del mar vuela alto se sienta, alcanzando los miradores, se escabulla por sus enrevesados laberintos de casas, patios con flores y esquinas, erizandote la piel. El rincón más fotografiado de la localidad, es el Arco de las Monjas, junto a la fuente de los pescaditos de la Plaza de España. El arco, además de poder disfrutar en él de unas vistas panorámicas, da acceso al barrio de la Judería, otro de los imprescindibles, salpicado de tiendas de artesanías locales, galerías de arte y algún que otro café con encanto.

Vejer te hace volver para sentir el arraigo al pueblo como algo tuyo. Redescubrirás la Iglesia del Divino Salvador, de estilo gótico-mudéjar y edificada sobre una antigua mezquita. Alcanzar el castillo, construido en los siglos IX-X, en la época de Abderramán I, con su suelo de espiga original y su puerta principal en forma de arco de herradura te hará viajar en el tiempo. Sin olvidar visitar los antiguos molinos.

Una de las cosas que te atrapa de Vejer de la Frontera es su gastronomía, se ha convertido en uno de los destinos gourmet de toda Andalucía. Una parada obligatoria es el Mercado Gastronómico de San Francisco, donde uno puede tapear y tomar raciones de pescaíto frito, tortilla de patatas o de camarones, que por algo estamos en Cádiz, o probar un plato de carne de ternera regada por una copa de vino de la zona.

Vejer te presenta las noches sin fin, en las que la luna luce bien alto y el flamenco resuena entre copas, risas en cualquiera de sus bodegas hace que te zambullas en la esencia del sur.

Son esos momentos que solo vives en Vejer los que te hacen entender que el verano está para regresar y hacerlo en bucle. Que es necesario volver para volver a sentir que todo es magia en este pueblito blanco al que no le hace falta playa porque ya tiene todo lo que se puede querer.

Y, con todo y con eso, la tiene: a solo 14 kilómetros se extienden las infinitas arenas de El Palmar.

 

~~ Contenido promocionado por la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía S.A. ~~

In this article



TIZO'S

Amplia oferta gastronómica y el mejor ambiente. Para ponértelo fácil en tus momentos especiales.

Algarrobo-Costa (Urb. Pueblo Nuevo, edf. Panamá Bajo) y C.C. El Ingenio