Musk suspende la adquisición de Twitter hasta nuevo aviso

Aunque el anuncio de la compra de Twitter por $44.000 de la mano del multimillonario Elon Musk conmocionó las redes sociales, ahora las negociaciones parecen quedar en el aire mientras se esperan detalles sobre las cuentas falsas que operan en la plataforma, mientras tanto, las acciones de la mismas se han visto desplazadas en portales de resena de markets.com

Aunque parecía que todo marchaba en completa normalidad, se conoció por medio de unas declaraciones, que Musk habría cancelado la adquisición de Twitter hasta que se obtuvieron detalles precisos sobre el número de cuentas falsas o de spam que se encuentran operando dentro de la red social.



Esta suspensión ha ido anexando otra ola de rumores, especulaciones y escándalo dentro del historial que posee el empresario con Twitter.

A la espera de información

Según Musk la compra de Twitter se encuentra en pausa mientras que los creadores de la misma realizan el cálculo de las cuentas de spam, las cuales según el acuerdo original tan solo representan el 5% de los usuarios que hacen vida dentro de la comunidad twittera.

Este número puede llegar a igualarse a la cantidad total de habitantes dentro de algunas provincias españolas, por lo que representa una cantidad considerable de cuentas bots o de spam

Esta postura de Musk le ha costado a la red social una baja significativa de sus acciones antes de la apertura del mercado norteamericano, sin embargo, una vez se abriera la sesión, el descenso de las acciones se fue aliviando.

Todo esto gracias a un tuit donde el multimillonario afirmó que, aunque la compra de la red social se había suspendido, aún seguía comprometido con la adquisición de la misma. En este punto, los acuerdos del contrato, si alguna de las partes se retira del contrato, deberá cancelar al otro una indemnización de $1.000 millones.

Cuentas falsas o de spam

En un principio, Elon Musk se enfocó claramente en determinar la cantidad de cuentas falsas y bots que operan dentro de la plataforma, asegurando que esto le quita calidad a la plataforma sea escueta, afectando en sí su rendimiento y la difusión de información eficiente.

Sin embargo, esta jugada podría representar una estrategia con la que Musk busca disminuir el precio de la adquisición o simplemente alejarse paulatinamente de la negociación de Twitter.

Aunque la misma red social anunció que el número de cuentas falsas dentro de su plataforma representaba solo el 5 % de sus usuarios activos durante los primeros meses del 2022, aseguró que este número podría ser un poco más elevado de los que habían estimado, por lo cual se encuentran en la búsqueda de estimar la totalidad exacta de las mismas.