Piden la licencia de obras para un geriátrico y un hotel con cien millones de inversión en Arenas

Los promotores belgas y nórdicos confían en que el Consistorio dé luz verde a la actuación en breve, con 330 apartamentos y otras tantas habitaciones, informa Diario Sur.

Dos años después de que la Junta de Andalucía desbloqueara el proyecto para construir un geriátrico y un hotel en el Cerro de Bentomiz, en Arenas, con unos 330 apartamentos y otras tantas habitaciones, promovido por un grupo de origen belga, con apoyo de inversores nórdicos, y que supondría un desembolso de 100 millones de euros, el Ayuntamiento de esta pequeña localidad del interior de la Axarquía, de apenas 1.200 habitantes, está ultimando la concesión de la licencia de obras.



En un principio, los inversores han pedido ejecutar sólo el 5% del proyecto y el resto se dividirá en tres fases. No obstante, la concesión de la licencia, que está pendiente de la culminación de un informe de evaluación ambiental que está elaborando la Diputación, supondrá, en la práctica, el visto bueno definitivo para una actuación «con la que el pueblo lleva soñando casi 20 años», dice el alcalde, Manuel Ríos (PP).

«Entonces era un chaval, pero hasta que no llegó Juanma Moreno a la Junta no se ha desbloqueado, porque los anteriores responsables del PSOE no lo veían, de hecho llegaron a interponer un recurso en los tribunales desde la Consejería en Sevilla, a pesar de que la Delegación en Málaga sí le dio el visto bueno», recuerda.

Aunque inicialmente la inversión iba a rondar los 60 millones, finalmente se ha elevado hasta los cien, ya que el proyecto ha aumentado su tamaño del 10 al 15% de ocupación de la finca, que tiene 700.000 metros cuadrados de superficie. De esta forma, el techo edificable rondará 105.000 metros cuadrados, lo que supone un 40% más de lo previsto inicialmente, según detalló a SUR el arquitecto redactor del proyecto urbanístico, Arturo Ruiz.

Junto a su equipo, ha completado los estudios técnicos, realizados por varias ingenierías locales especializadas, realizando las adaptaciones del proyecto para dar cumplimiento a la normativa urbanística. De esta forma, el Ayuntamiento de Arenas sigue tramitando la licencia de los apartamentos para mayores, tipo geriátrico, y el hotel, bautizados como ‘El Jaral’, por la zona del monte donde se ubicará, «para un estilo de vida activo y de salud».

«Para Arenas puede marcar un antes y un después, porque sólo de empleo puede acabar con todo el desempleo que tenemos», sostiene el alcalde. El complejo propone «un concepto innovador» con una topografía del edificio que se adapta al territorio, marcado por las fuertes pendientes, y promueve un estilo de vida activo entre sus compradores y residentes. «El diseño se desarrollará bajo dos principios fundamentales que hacen de esta propuesta una residencia de alta calidad: la sostenibilidad y resiliencia, persiguiendo un respeto absoluto por el entorno de vida en la zona y la arquitectura orgánica unificada que promueve la armonía entre la habitación humana y el mundo natural», dice.

Según los promotores, una vez construido y en funcionamiento, el complejo residencial y hotelero generará unos 300 puestos de trabajo estables. Las instalaciones de los apartamentos y el hotel contarán con múltiples servicios que mejorarán la calidad de vida de los residentes, como canchas de tenis, pádel y senderos cubiertos para caminatas y excursiones. Todo el proyecto se organiza a través de conexiones e infraestructuras internas para garantizar la accesibilidad, como plazas de aparcamiento interiores con trasteros.

La promotora estudia además la construcción de un nuevo campo de fútbol de césped para los habitantes de Arenas, para que los vecinos del desarrollo residencial de El Jaral también puedan beneficiarse de estas instalaciones.

«Topografía aterrazada»

El complejo residencial y hotelero tendrá, según el arquitecto, «un diseño minimalista, partiendo de la topografía aterrazada que existía debida a los cultivos de vid o olivos, utilizando la misma piedra del lugar y terrazas ajardinadas, con planta baja más una, de forma que se integrará completamente en el entorno mediante el uso de materiales locales», apostilla.

Los apartamentos en la zona más cercana a la entrada a la parcela estarán rodeados de recorridos suaves y cortos, que permitirán a los residentes relajarse. La parte más pública del proyecto se ubicará en la entrada intermedia, en la que se han diseñado áreas comunes para reuniones, restaurante, gimnasios y un ‘spa’. Los residentes también pueden disfrutar de alimentos frescos cultivados por agricultores locales y productos artesanales de la zona.

En la parte superior del edificio están previstas zonas de encuentro al aire libre con senderos con pérgolas, jardines y piscinas. «Todo esto se beneficia de la vista del campo y proporciona un espacio tranquilo y relajante donde uno puede descansar. Los apartamentos individuales, que cuentan con terrazas con vistas al mar para aprovechar el maravilloso clima de la Axarquía, se encuentran rodeados de jardines con amplios espacios para caminar», apostilla.

In this article



Chiringuito Mambo

Terraza playa lounge bar con ambiente Chillout.

Laguna Beach, 1, Paseo de Ferrara, s/n, 29793 Torrox