La sentencia que podría anular muchas de las multas de radares fijos de la DGT en toda España

Un juzgado de Córdoba rechaza la sanción emitida por la Dirección General de Tráfico por no adjuntar dos imágenes.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 5 de Córdoba ha anulado una multa de exceso de velocidad captada por un radar fijo de la Dirección General de Tráfico (DGT) por «no existir dos fotografías tomadas en diferentes instantes» y, por tanto, actuando de «mala fe» por no ceñirse a la normativa que obliga a presentar al menos dos imágenes distintas de los vehículos infractores en el momento de la infracción, según informa SUR.



El medio especializado Autopista ha tenido acceso a la sentencia, que hace referencia al anexo III (epígrafe h) de la orden ITC/3123/2010, en el que se regula el uso de los cinemómetros, los radares fijos que calculan la velocidad de los vehículos. En él establece que a los radares que no tengan el aval de un «operador» (un guardia civil) que vigile sus funciones, «se les exigirá al menos dos fotogramas del vehículo infractor tomados en diferentes instantes: uno de ellos mostrará una visión panorámica del vehículo; el otro, su placa de identificación».

La sentencia asegura que ni hay constancia del número identificativo de ningún guardia civil u otro operador del aparato, que se trata de un radar fijo que no puede hacer un seguimiento continuo de la infracción. Además, corrobora que solo se tomó una fotografía del vehículo, aunque se presentaron dos con diferente zoom y encuadre: «Un primer fotograma que se centra en la placa de identificación y un segundo que muestra una visión del vehículo y del entorno, sin poder concretar que uno sea más que la ampliación del otro, que en la práctica supondría la existencia de una sola fotografía».

Además, en la sentencia el juzgado asegura que la denuncia no recoge datos esenciales como son la velocidad, fecha, lugar, hora o punto kilométrico de la infracción, haciendo que en la práctica se conforme un expediente con tan solo «un fotograma».

Miles de multas podrían ser recurridas amparándose en el antecedente que ha creado este juzgado cordobés tras la denuncia presentada por la asociación de conductores Dvuelta.

In this article