Logran detener a todos los participantes en la agresión con ácido a dos mujeres en Cártama

`El Melillero´ utilizó la infraestructura de la organización criminal que él lideraba para cometer la brutal agresión a su ex pareja y para ocultarse.

La Guardia Civil, tras dos meses de investigación en el marco de las operaciones Tindra-Dubrovnik ha detenido a todos los participantes en la agresión con ácido a dos mujeres en Cártama y a los componentes de un grupo criminal liderado por el individuo conocido como `el Melillero´ que se dedicaba, entre otros delitos, a robar droga a otros grupos criminales (los denominados vuelcos).



Tras el levantamiento del secreto de sumario y la detención de una persona con una implicación directa en los hechos, la Guardia Civil puede informar de los detalles de esta compleja operación, siendo todas las afirmaciones contenidas en esta nota con carácter de presunción hasta que haya un pronunciamiento judicial firme al respecto.

Operación Dubrovnik

En noviembre de 2.020, fuerzas en servicio del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Marbella advierten unos movimientos extraños en torno a un camión cisterna que circulaba por la AP-7, observando cómo varios individuos intentaban asaltarlo en plena autovía.

Al verse sorprendidos por los agentes, éstos se vieron obligados a abortar la maniobra dándose a la fuga y huyendo del lugar en varios vehículos. Los guardias civiles comprobaron que la cisterna contenía en su interior 282,5 kg de hachís y 124 kg de marihuana, procediéndose a la detención del conductor y a la incautación de la sustancia que pretendía ser robada.

Tras este hecho se inicia una investigación, denominada operación Dubrovnik pues al parecer esta localidad croata era el destino final de la droga intervenida.

Una parte de esta operación estaba enfocada a la identificación y posterior detención de la organización criminal que pretendía robar la droga, lo que se denomina “vuelco”, siendo identificados como posibles autores del mismo los integrantes de un activo grupo criminal asentado en las localidades de Mijas y Fuengirola. Estas organizaciones dedicadas a robar la mercancía a otras dedicadas al tráfico de droga suelen ser muy violentos en sus acciones.

Iniciada esta investigación, el pasado día 12 de enero se produce el ataque con ácido sulfúrico a dos jóvenes en la localidad de Cártama.

Operación Tindra

Tras esta brutal agresión a las dos jóvenes, los agentes tuvieron conocimiento posteriormente que un día de antes de los trágicos acontecimientos, `el Melillero´ se había acercado al vehículo de la que había sido su novia, sin que esta bajase la ventanilla, por lo que se fue del lugar.

El día de los hechos, con extraña habilidad para localizarlas, las dos jóvenes se encontraban en el vehículo de Sandra cuando se encontraron nuevamente con `el Melillero´. Esta vez sí, la ventanilla estaba abierta y el `Melillero´ y la persona que le acompañaba, posteriormente identificado como `Poti´, arrojan un bote de ácido sulfúrico en el interior del vehículo, afectando gravemente a las dos chicas, con mayor gravedad a Sandra.

Los guardias civiles encargados de esta investigación iniciaron unas rápidas indagaciones al objeto de identificar a la mayor brevedad posible al autor o autores de estos despiadados hechos, bautizando la operación como Operación TINDRA (CrisTINa y SanDRA).

Desde el primer momento y por las declaraciones de los testigos, se identifica a los presuntos autores como `el Melillero` y el `Poti´, los cuales tras llevar a cabo los hechos huyen del lugar encontrándose en ese momento en paradero desconocido. A partir de ese momento, la investigación se centra tanto en la localización y detención de los autores y colaboradores como en la recopilación de todos los indicios y pruebas para aportar al procedimiento judicial.
En cuanto a la localización y detención de los autores, inmediatamente se comprueba que ambos están relacionados con las personas incluidas en la Operación Dubrovnik, lo que implica que tienen una organización criminal detrás y confirma la extrema violencia con la que actúan.

En la inspección de los vehículos utilizados por las víctimas, los agentes detectan que a los coches le han sido instalados dispositivos electrónicos de geolocalización, que son utilizados por la persona que lo instala para saber en todo momento el lugar exacto donde se encuentra el vehículo, comprobando posteriormente los investigadores que estos dispositivos habían sido instalados por esta organización criminal.

Los guardias civiles iniciaron una línea de investigación para determinar cómo y dónde adquirieron el ácido sulfúrico empleado, consiguiendo encontrar la trazabilidad del bote de acido empleado, al igual que también tuvieron acceso a diversos audios en los que `el Melillero´ hablaba sobre su ex novia refiriéndose a su belleza, a su “cara bonita”… junto con otros detalles que los investigadores comprobaron uno a uno para aportarlo al procedimiento judicial, lo que podría apuntar a una presunta premeditación y ensañamiento.

En cuanto a la localización y detención de los autores de esto hechos, en el curso de la investigación se comprobó que los hábitos y comportamiento de los miembros del grupo criminal de la operación Dubrovnik habían cambiado, contemplando los agentes la posibilidad de que utilizaran sus medios habituales para introducir de drogas en España, con embarcaciones de gran potencia, para intentar escapar del país tras el ataque que habían perpetrado.

Esta organización, con mucha experiencia en la realización de actividades delictivas, complicó mucho la actuación de los investigadores al igual que el gran parecido físico del Melillero con uno de sus hermanos, posteriormente detenido por su implicación en los hechos, pero que hasta ese momento no se le imputaba ningún delito complicaba aún más su localización.

Aún así, uno de los agentes actuantes identifica al `Melillero´ cuando circulaba con una moto junto con otros miembros de la organización en la zona denominada Entre Ríos, del término municipal de Mijas. Para evitar que fuera detenido, los acompañantes no dudaron en embestir con sus motocicletas a los vehículos de la Guardia Civil que, tratando de evitar el atropello de los motoristas, llegan a sufrir un accidente ellos mismos, consiguiendo darse a la fuga en las proximidades del rio Fuengirola.

Ante la posibilidad de que se escondieran en un lugar cercano, se realizó un amplio despliegue, cercando toda la zona para evitar que salieran de allí las personas buscadas, iniciando una batida para recorrer toda el área. En este despliegue participó personal de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga con el apoyo de efectivos de otras unidades, el GAR, UCO, OCON-SUR y la Unidad de Helicópteros desplazada desde Ceuta.

Esta reacción inmediata se complementó con otras medidas de investigación que indicaron la posibilidad de que la huida por esa zona no era casual, sino que podía estar escondiéndose en una finca cercana donde era auxiliado por otros componentes de la organización.

Poco después, aun manteniendo el cerco a toda la zona, se pudo comprobar cómo efectivamente `el Melillero´ se encontraba escondido en el anexo a la vivienda sospechosa, procediendo a su inmediata detención, a la que no opuso resistencia alguna, sin duda por el despliegue existente.

En el registro efectuado al día siguiente en el terreno de esa vivienda se encontró enterrado una gran cantidad de dinero en efectivo, más de 50.000 euros, para la disponibilidad inmediata del `Melillero´.

Esa misma noche se inició también la explotación de la Operación Dubrovnik, procediendo a la detención de los miembros de la organización identificados, tanto como supuestos autores del “vuelco” del camión cisterna como por la ayuda prestada al `Melillero´ para tratar de huir de la justicia, entre los que se encontraba su hermano.

Se realizaron un total de 4 registros domiciliarios y se detuvieron a 8 personas y 1 investigado por presuntamente participar en la preparación de los hechos y por encubrir y/o facilitar la huida y ocultación de los autores materiales de la agresión y por pertenencia a organización criminal. En los registros fueron intervenidos 62.000 euros en efectivo.

La explotación de esta operación tuvo una enorme repercusión mediática debido, sin duda, a la terrible crueldad de la acción y las consecuencias para sus víctimas.

Detención del `Poti´

Tras estas detenciones los esfuerzos de los investigadores se centraron en localizar al otro implicado directamente en los hechos, uno de los dos presuntos autores materiales del atentado contra las dos chicas, el conocido como `Poti´.

Esta persona, con antecedentes y que había pasado varios años en la cárcel por otros hechos, había amputado la mano a otra persona en Fuengirola y estaba pendiente de ser detenida para poder ser puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

Al verse perseguido por los guardias civiles, este individuo se ocultó y prácticamente desapareció. No obstante, los agentes continuaron vigilando todo su entorno en la zona de Fuengirola y Mijas, siendo finalmente detectado el pasado día 10 de marzo en un inmueble de Las Lagunas (Mijas), por lo que, una vez obtenido el mandamiento judicial de entrada y registro en dicho domicilio, el grupo de asalto del GAR de la Guardia Civil se dirigió allí aún a plena luz del día y procedió a la detención del `Poti´.

Tras esta última detención se da por cerrada, desde el punto de vista de la Guardia Civil, la operación TINDRA.

En cuanto a los detenidos de la Operación Dubrovnik se les imputan los delitos de organización criminal y encubrimiento. Además a los autores materiales se les imputan dos delitos de asesinato en grado de tentativa, uno de ellos en el marco de Violencia de Género.

De los 11 detenidos, la autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión de 8 de ellos.

El juzgado de Violencia sobre la Mujer nº 3 de Málaga y el de Instrucción nº 2 de Fuengirola han entendido de la investigación, el primero de ellos en la tentativa de homicidio y el segundo en la investigación de la compleja organización criminal, dedicada al narcotráfico

Esta operación ha sido desarrollada la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, que han contado con el apoyo de otras Unidades, el OCON-SUR, el Grupo de Acción Rápida (GAR), la Unidad Central Operativa (UCO) y el Servicio Aéreo (UHEL), llegando a intervenir simultáneamente más de 200 guardias civiles.

In this article



Carnicería Elvi

Desde 1982 carnes de primera calidad de elaboración propia

calle Infantes, 6, Torre del Mar