La concejala de Educación de Vélez-Málaga pide a la Junta que no deje a más de 1.000 escolares del municipio sin comedor

Lola Gámez ha mostrado su preocupación al no disponer todavía del servicio de comedor en la mayoría de centros educativos. 

El pasado mes de septiembre se inició el curso de forma inusual por la crisis sanitaria debido al Covid-19, con la dificultad añadida de que el servicio de comedor quedaba suspendido por la empresa que lo prestaba en 9 colegios del municipio, a la que se le adeuda un elevado importe por parte de la Junta de Andalucía, algo que afecta a un total de 1.430 niños, 230 de ellos pertenecen al Plan de Refuerzo Alimentario Infantil.



La concejala de Educación, Lola Gámez, mostró su preocupación ya que “a día de hoy la Junta de Andalucía, responsable de este servicio, todavía no lo ha solucionado y los centros educativos desconocen la fecha de su reestablecimiento ya que el servicio no ha sido adjudicado aún a ninguna empresa”.

Gámez señaló que “el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla y el consejero de Educación, Javier Imbroda, podrían haber solucionado esta problemática con el abono de 1,5 millones de euros a las empresas que han suspendido el servicio y que se les adeuda, ya que el Gobierno Central ha dado 385 millones a la Junta para Educación”.

La Junta de Andalucía ha ofrecido la posibilidad de crear ‘aulas de espera’, unos espacios donde los alumnos usuarios de comedor sean vigilados por monitores en horario de 14.00 horas a 16.00 horas. Un servicio ofrecido de forma circunstancial que requiere la presentación de una solicitud, acompañada de un proyecto y de una declaración responsable del solicitante de la actividad, que debe partir del propio centro o de la AMPA. La mayoría de los centros han rechazado esta opción ya que no soluciona el problema al tener a los menores esperando sin facilitarles el almuerzo, además de que toda la responsabilidad recae sobre el centro y los padres.

La edil señaló “la gran dificultad de conciliación de los padres cuyos hijos son usuarios del servicio de comedor, para poder compatibilizar el horario laboral y el lectivo, además de que son muchos niños en riesgo de exclusión social o riesgo de padecerla que tenían asegurada una parte fundamental de su alimentación mediante el Plan de Refuerzo Alimentaria”.

Por toda esta problemática hay un sector que se ha visto gravemente perjudicado; los monitores y trabajadores de los comedores escolares “que se han quedado sin empleo debido a la gran irresponsabilidad que tiene la Junta en todo este tema”, destacó Gámez.

Desde la concejalía de Educación del consistorio veleño se ha solicitado una cita con la Delegada Provincial de Educación, para que explique cuáles son las medidas tomadas a corto plazo y poder trasladarla a las Ampas y a la dirección de los centros educativos afectados.

In this article



Chiringuito Casa Miguel

Disfruta junto al mar del pescado más fresco y de nuestros sabrosos espetos de sardinas

calle San Andrés, Torre del Mar