Tres denunciados en Málaga por amenazas a sanitarios

Los presuntos autores son tres pacientes que habrían acudido, dos de ellos al servicio de guardia de un centro de salud y un tercero al servicio de urgencias de un hospital.

Agentes de la Policía Nacional han levantado tres actas-denuncia relacionadas con amenazas a personal sanitario, dos de ellas en un centro de Salud y la tercera en un hospital de la capital malagueña. Los responsables de estos hechos  habrían discutido con los enfermeros que les atendieron,  insultándolos y amenazándolos.



Estos hechos acaecieron durante el pasado fin de semana en Málaga, concretamente,  el primero de ellos ocurrió el día 13 en un hospital de la capital, y los otros dos sucedieron el día 14 en un mismo ambulatorio.

En los tres casos las víctimas eran enfermeros que, tras una primera asistencia a los pacientes, fueron amenazados e insultados. Precisamente,  en el hospital, un paciente ingresado se ausentó de su habitación sin permiso, a su regreso -dos horas más tarde- mantuvo un enfrentamiento verbal con un enfermero, disputa que finalizó tras mediar los agentes y formalizar la primera de las actas.

El domingo 14, los agentes atendieron otro requerimiento en el que una enfermera de un Centro de Salud manifestaba que dos pacientes, que habían acudido al servicio de urgencias, la habrían insultado y amenazado con agredirla debido a la demora para recibir asistencia sanitaria. Los agentes extendieron sendas actas en relación a los hechos ocurridos aunque uno de los pacientes ya se había marchado del lugar.

En el marco de aplicación de la Instrucción 3/2017 de la Secretaría de Estado de Seguridad, la Policía Nacional celebra charlas para profesionales sanitarios -médicos, enfermeros, celadores y administrativos- con el objetivo de informar los pasos a seguir en caso de sufrir alguna agresión así como acciones dirigidas a evitar y reducir las agresiones a personal sanitario.

Se dan charlas en las que, además de indicarles los pasos a seguir en caso de agresión, se recalca la necesidad de la colaboración entre ambas instituciones para no permitir que los autores de este tipo de hechos permanezcan impunes, para lo cual se insiste en la importancia de que los profesionales sanitarios denuncien cualquier tipo de agresión –física o verbal- de la que sean víctimas con el fin de poder iniciar el correspondiente procedimiento judicial.

La Policía Nacional ha puesto en marcha el procedimiento de denuncia en el propio lugar de la agresión evitando en la mayoría de los casos, que el profesional tenga que desplazarse posteriormente a una comisaría para poner la denuncia.

 

 

 

 

 

 

 

 

In this article



Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria