Sanidad y las comunidades acuerdan cerrar sus territorios y un toque de queda entre 22 y 6 horas para Semana Santa con el voto en contra de Madrid

Se excluye la prohibición de que los estudiantes vuelvan a casa que contemplaba la propuesta inicial del Ministerio.

Los ciudadanos no podrán viajar de una comunidad autónoma a otra esta Semana Santa. El Ministerio de Sanidad y las comunidades han acordado este jueves el cierre perimetral en cada una de ellas entre el 26 de marzo y el 9 de abril, así como un toque de queda entre las 22 y las 6 horas. El acuerdo ha sido por mayoría pero no ha habido unanimidad, porque la Comunidad de Madrid ha votado en contra.



Según apuntan fuentes autonómicas, el gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha sido el único que ha votado en contra del borrador del Ministerio de Sanidad, porque rechaza el cierre perimetral pero también el toque de queda de entre las 22 y las 6 horas -en Madrid empieza a las 23-, así como reducir de seis a cuatro el número de personas que pueden sentarse en una terraza.

Por otra parte, la Comisión de Salud Pública ha excluido dos de las siete propuestas que ha hecho el Ministerio en su borrador. Una de ellas había generado una especial polémica, porque pretendía prohibir que los estudiantes que cursen sus estudios en comunidades distintas a la suya pudieran regresar a casa. Fuentes de Sanidad confirman que no se aplicará en Semana Santa. El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, mostró su oposición este jueves a semejante medida. «No contemplamos la prohibición de que estudiantes gallegos, que residen en Galicia, no puedan volver. Para ellos siempre está abierta la comunidad», dijo.

La otra propuesta de Sanidad que no aparece en el acuerdo con las comunidades es la de mantener hasta después de Semana Santa las restricciones que cada comunidad hubiera decretado dos semanas antes, independientemente de la evolución.

Cierre del 26 de marzo al 9 de abril

Sobre las restricciones de movilidad, la Comisión de Salud Pública ha acordado el cierre de todas las comunidades entre el 26 de marzo y el 9 de abril, es decir, seis días antes de Jueves Santo y cuatro después del Lunes de Pascua, salvo en los supuestos que el decreto de alarma enumera como excepciones, tales como ir al lugar de residencia, por motivos laborales o para cuidar de personas a cargo.

«Se deben evitar todos aquellos viajes que no sean necesarios», ha informado Sanidad tras el acuerdo. Según el mismo, «la movilidad estará limitada por el cierre perimetral de todas las comunidades».

Este mismo jueves, la presidenta madrileña había mostrado su resistencia a tomar una medida así en la Comunidad, al asegurar que no está demostrado que el cierre de los territorios reduzca el número de contagios. Al contrario, ha dicho Díaz Ayuso, comunidades que lo decretaron hace meses no pudieron evitar la tercera ola.

A pesar de que Madrid se ha mostrado contraria al cierre perimetral, tendrá que aplicarlo, como el resto de medidas que figuran en el acuerdo que han alcanzado este jueves los directores generales de Sanidad en la Comisión de Salud Pública, que será refrendado la semana que que viene por los ministros y consejeros en el Consejo Interterritorial de Sanidad. Este miércoles, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, aseguró que buscaba un acuerdo unánime, que finalmente no se ha producido, pero también advirtió de que un acuerdo del Consejo Interterritorial será de «obligado cumplimiento» por parte de todas las comunidades.

Por lo que respecta al toque de queda, la propuesta de Sanidad que se ha aprobado por mayoría indica que estará vigente entre las diez de la noche y las seis de la mañana, lo que en el caso de la Comunidad de Madrid supone una hora menos de su actual toque de queda, a las 23 horas.

Tal y como indicaba el borrador de Sanidad, los otros puntos del plan de Semana Santa que se han consensuado este jueves son que no se celebrarán «eventos masivos que impliquen aglomeración o concentración». Los eventos que tengan lugar en espacios cerrados deberán seguir las normas de aforo dictadas en cada cada comunidad según su nivel de alerta.

Por lo que respecta a las reuniones en espacios públicos o privados, en Semana Santa se limitarán a cuatro personas tanto en el interior como en el exterior. Esta cantidad supone una posición más restrictiva con respecto al borrador del Ministerio, que proponía limitar estas reuniones a «como máximo 4-6 personas».

Además, el Consejo Interterritorial ratificará la recomendación para «desaconsejar expresamente» reuniones en domicilios u otros espacios cerrados con no convivientes. También cree pertinente realizar una campaña institucional para evitar la relajación de comportamientos bajo el lema “No salvamos semanas, salvamos vidas”.

In this article



Restaurante Belga La Brasserie

Abrimos nuestra terraza con todas las medidas de seguridad.

avda. Antonio Tore Tore, 16, 29740 Torre del Mar