Las máquinas de azar viven una segunda juventud online

A pesar de que su origen se remonta a finales del siglo XIX, las “slots” están de moda entre los aficionados al juego online.

Poco ha cambiado en la mecánica principal de las máquinas de azar, más conocidas en nuestro país como tragaperras, desde la aparición de sus primeras versiones mecánicas a finales del s. XIX: giran los rodillos y el jugador tiene que lograr una combinación de símbolos determinada para obtener un premio. Sin embargo, la irrupción de los casinos online ha disparado su oferta, con miles de modelos diferentes, y llevando más allá el desarrollo de nuevas características especiales y rondas de bonificación.  Jackpotsmultimáquina con cientos de miles de euros, rondas especiales que ofrecen grandes premios, modificadores aleatorios, opciones de juego con múltiples líneas… el diseño de los títulos no para de incorporar novedades y el sector no para de crecer. Mes a mes aumenta el número de aficionados que se animan a disfrutar de las ofertas que los operadores de juego lanzan para sus títulos estrella.



El último informe de la Dirección General de Ordenación del Juego ofrecido por el Ministerio de Consumo reportaba unos datos espectaculares para este sector: más de 1.130 millones de euros jugados y un incremento frente al mismo trimestre del año anterior por encima del 21 por ciento. Así, las máquinas de azar se consolidaban como el producto estrella de los casinos online, con un 44,61 % del total del dinero jugado en estas plataformas, siendo las principales responsables del crecimiento de estos servicios de ocio digital en España.

Pero ¿cuál es la clave de su éxito? Como ya hemos comentado, uno de los principales alicientes para los jugadores por internet es el vasto catálogo de tragaperras online disponibles, con una gran variedad de temáticas y estilos visuales. A veces, esta oferta puede resultar apabullante; por eso, casinos online como Betway optan por clasificarlas según sus mecánicas y temas (clásicas, video slots, ambientadas en el universo de series o películas…). Además, este catálogo incrementa el número de títulos cada mes, con lo que resulta prácticamente imposible que el aficionado no encuentre una máquina de azar que se adapte a sus preferencias.

Una de las características que resultan más atractivas para los jugadores son los premios especiales que conectan los juegos de múltiples títulos y plataformas. Un pequeño porcentaje de cada tirada va destinado a un bote de premios que puede alcanzar cifras de vértigo. Este sistema surgió en los grandes casinos de Las Vegas, que disponían de salas gigantescas con cientos de tragaperras, y donde títulos como Megabucks llegaban a ofrecer premios que alcanzaban las decenas de millones de dólares. La ventaja del juego online es que permite aprovecharse de este tipo de conexión entre máquinas sin tener que desplazarse físicamente a uno de estos enormes complejos recreativos, ya que para los desarrolladores resulta relativamente sencillo establecer un vínculo digital entre los títulos y los casinos que los ofrecen, con lo que la oferta de Jackpotsmultimáquina se ha disparado.

Además de estos premios, otro de los alicientes para optar por la oferta digital es el sinfín de títulos que se ambientan en series de televisión y películas de éxito. Jurassic Park o Game ofThrones, por citar solo un par de ejemplos, son dos de las franquicias que cuentan con su propia tragaperras digital. Lejos quedan los días en los que encontrarse con una máquina de azar que contase con una licencia de este tipo era una anomalía, y es difícil pensar en un título popular que no se traslade al universo de los rodillos, comodines y rondas especiales. Además de películas y series, las temáticas más populares por internet incluyen el antiguo oriente, el lejano oeste, la siempre recurrente cultura maya, que ha vuelto a ser noticia por sus predicciones sobre el fin del mundo, o las invasiones vikingas.

Desde los “bandidos de un solo brazo” mecánicos de principios del siglo XX, donde había que tirar de una palanca para que sus tres rodillos comenzasen a girar, hasta los actuales títulos digitales, que cuenta con configuraciones que pueden alcanzar los seis rodillos y miles de líneas de premio, ha transcurrido más de un siglo, pero las tragaperras siguen conservando su atractivo y viven una segunda juventud gracias a su popularidad entre los aficionados al juego online. Porque si una idea es buena, por simple que sea (y ahí tenemos los sorteos de la ONCE o la Euromillones para confirmarlo), el paso del tiempo no tiene por qué ser un impedimento para que su éxito continúe.