La sastrería Mann de Vélez-Málaga viste al equipo de los Goya

La firma de moda masculina colaboradora de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas será la encargada de elegir el traje de gala para la ocasión.

La firma de sastrería malagueña Mann colaborará con la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas para vestir de gala al equipo de los Premios Goya, que se celebrarán el próximo 25 de enero en el Palacio de Deportes José María Martín Carpena. Para la casa de moda, que cuenta con dos décadas de trayectoria de la mano de las mejores enseñas de sastrería europeas, es «un honor y un placer participar de esta fiesta del cine español», según señaló la directora de Mann, Carmen López. Durante los próximos días pasarán por sus instalaciones los integrantes del equipo para realizar las pruebas pertinentes y elegir con la mejor opción para estar a la altura de la cita más importante con el cine patrio.



Toda ocasión de fiesta requiere un conocimiento del protocolo y de los entresijos de la sastrería, tal y como indica López, «pero una gala como la de los Premios Goya mucho más si cabe, pues cuenta con un foco mediático extraordinario», puntualiza. Para brillar sobre la alfombra roja es necesario apostar por prendas de calidad y que se ajusten a la silueta y las características personales de cada invitado. El protocolo de gala para la alfombra roja exige etiqueta, esmoquin concretamente (Tuxedo según los americanos) y lo correcto es conocer sus combinaciones. No obstante, la directora de Mann Ceremonia indica que «el esmoquin ha evolucionado mucho en los últimos años, con innovaciones y diferentes versiones de elementos que antaño eran impensables, como por ejemplo la introducción del color o los brocados en la chaqueta o solapas contrastadas». Se puede decir que no es ajeno a las tendencias generales de la moda masculina.

El principal escollo a la hora de elegir un buen esmoquin es dar con el corte correcto para cada morfología corporal. El bajo del pantalón, por ejemplo, que ha de caer justo en el zapato, es uno de los puntos en los que se observan errores con mayor frecuencia. Lo mismo ocurre con el largo de la manga, que no debe sobrepasar jamás la muñeca y debe dejar asomar entre 1,5 y 2 centímetros de camisa. Para Carmen López, «el esmoquin no es complicado de llevar y lo fundamental es el buen patronaje, elegir un corte correcto transmite seguridad». «Para que quede perfecto siempre es recomendable perfeccionar pequeños detalles sobre el cuerpo durante la prueba final», apunta.

Con respecto a la ceremonia de entrega de los Premios Goya, López afirma que «cada vez más los actores españoles cuidan su imagen y vemos alfombras rojas con esmóquines muy correctos». Hay algunos que arriesgan más, como por ejemplo Miguel Ángel Muñoz, con un esmoquin completamente brocado, frente a la elegancia clásica atemporal de otros como Antonio Banderas. Particularmente, ella destaca por su saber estar y elegancia a actores como Quin Gutiérrez, Diego Martín y Jose Lamuño. De hecho, Mann Ceremonia es habitual de las alfombras rojas españolas y ha vestido a Fran Perea o Salva Reina, entre otros rostros conocidos.

Un poco de historia sobre el esmoquin
El término ‘esmoquin’ deriva del inglés ‘smoking’ (fumando) porque así se llamaba la chaqueta que los británicos solían ponerse para ir a los clubs de fumadores en el siglo XIX. El tipo especial de tejido evitaba que se impregnase del aroma del tabaco. Fue Eduardo VII quien pidió a los diseñadores de Savile Row que le diseñasen un traje cómodo para sus cenas privadas y puso de moda el pantalón con una raya de raso en el lateral, acompañado por una chaqueta de cuello redondo y forrado de raso. Aunque actualmente las firmas y diseñadores han modificado sustancialmente el original, los expertos en protocolo defienden que el auténtico esmoquin es de color negro, con la solapa redonda y en raso del mismo color que la pajarita y el fajín.

En España el esmoquin se considera un traje de fiesta, si bien para determinadasocasiones se prefiere el chaqué o la media etiqueta, como por ejemplo en las bodas. Para que llevar esmoquin se estime adecuado ha de ser en un lugar cerrado e invierno. En verano, si la fiesta es al aire libre, es apropiado llevar la chaqueta blanca.

Las prendas que componen el esmoquin
Carmen López explica que para que sea totalmente correcto, el esmoquin ha de constar de las siguientes prendas:

– Chaqueta: ha de ser de color negro o azul oscuro. Se permiten el granate y el blanco en determinadas ocasiones, según el sitio y la época del año. El más versátil y utilizado es el negro. Puede ser recta o cruzada, con las solapas redondas y de gran abertura, confeccionadas en seda o raso brillante. En el caso de que la chaqueta sea cruzada, no se debe llevar fajín. En cualquier caso, sólo se abrocha el botón superior, nunca todos.

– Camisa: debe ser blanca, aunque se permite el color blanco roto o marfil. Puede ser de hilo, lisa o con alguna lorza. El cuello debe ser bajo, para pajarita, y los puños para llevar gemelos.

– Pajarita: también llamada corbata de lazo, debe ser de color negro y de seda. En un sentido práctico también se permiten las pajaritas hechas, que se colocan un un elástico, sin la necesidad de realizar el nudo de forma manual. Se permiten el color azul marino y el burdeos, en función del tono de la chaqueta.

– Fajín: de unos 20 o 25 centímetros de ancho, ha de confeccionarse en seda o raso y a juego con la pajarita. En caso de llevar fajín no se puede llevar chaleco ni chaqueta cruzada.

– Pantalón: del mismo tono que la chaqueta, de corte clásico y con una cinta de seda lateral llamado galón. Durante el verano se permiten también las combinaciones burdeos-blanco, o azul marino-blanco.

– Calcetines: de seda o hilo y en color negro.

– Zapatos: han de ser clásicos y de cordones. De color negro y en charol.

– Chaleco: si se opta por llevar chaleco, éste puede ser de seda o del mismo tejido que el esmoquin. Es incompatible con el fajín. El denominado ‘Opera Pump’ es el más adecuado.

– Guantes: Blancos o de color hueso o gris. En gamuza o piel.

En este artículo



Restaurante Marisquería Bar Negri

Restaurante con tradición de casi 40 años. Nuestras gambas son conocidas en el mundo entero

Paseo Larios, 14, Torre del Mar

Restaurante Marisquería Bar Negri

Restaurante con tradición de casi 40 años. Nuestras gambas son conocidas en el mundo entero

Paseo Larios, 14, Torre del Mar