La SAC y GENA organizan una marcha reivindicativa en defensa del Paraje Natural de Maro

Consideran que el convenio urbanístico del campo de golf supondrá la pérdida de calidad de vida de la población mareña y nerjeña.

La Sociedad de Amigos de la Cultura de Vélez-Málaga, junto al Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (GENA-Ecologistas en Acción) han realizado una marcha reivindicativa por el territorio de Maro para mostrar los valores actualmente existentes y el peligro de desaparición de los mismos por el, ya aprobado en pleno, Convenio Urbanístico de la Sociedad Azucarera Larios S.L. y el Ayuntamiento de Nerja.



Para su realización se fletó un autobús de 50 plazas con salida desde Vélez-Málaga y Torre del Mar, uniéndose las 45 personas de Vélez con otras 15 de Nerja, Maro y Málaga. Encabezaban la marcha personas cualificadas para explicar a los asistentes los valores de la zona y los peligros que se ciernen con el mencionado proyecto.

La marcha se inició en el camino de acceso a la Torre de Maro, donde los participantes pudieron ver los restos de antiguas plantaciones de esparto, que nutría a una importante artesanía que estuvo vigente hasta mediados del siglo XX. Se comprobó cómo el matorral estaba muy seco debido a la sequía que padecemos y cómo la vegetación recientemente incendiada estaba rebrotando. Una vez en la torre, se explicó a los participantes que había dos conflictos importantes visibles desde este lugar: “por una parte el total abandono del Paraje Natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo, que este verano ha sido víctima de la masificación turística, tanto por tierra como por mar, y sobre el peligro que supone el uso de cremas protectoras solares en calas tan pequeñas, afectando a la biodiversidad del lugar, como se ha demostrado en numerosos estudios científicos”. El otro conflicto está en el territorio de la Huerta de Maro, donde el mencionado proyecto urbanístico pretende construir una urbanización de 680 viviendas de lujo, hotel y campo de golf de 18 hoyos que, “además de banalizar el territorio (equiparándolo al repetido paisaje de hormigón de la Costa del Sol) supondrá la pérdida de calidad de vida y las oportunidades de desarrollo de la población mareña y nerjeña. Frente a ello se está elaborando un Plan Estratégico que muestre una alternativa viable y socialmente más satisfactoria que la que plantea la mencionada empresa en las tierras de su propiedad”.

Desde la Torre de Maro (también conocida como Torre del Turco) la marcha discurrió por las huertas de las Tierras Nuevas, en dirección al pueblo de Maro, explicando las oportunidades de desarrollo que dan estas tierras con productos como el boniato, que podría llegar a ser merecedor de una denominación de origen. También «se constató» la contaminación de plásticos que producen los invernaderos.

Ya en Maro, se explicó la importancia del ingenio azucarero de Armengol, que data del siglo XVI, siendo el más antiguo de la comarca, también se explicó cómo se originó la puebla de Maro.

A continuación la marcha se dirigió hacia el pago de Las Mercedes, pasando por el Acueducto del Águila, desde donde también se vio un viaducto de la antigua carretera N-340 que protagonizó la matanza de civiles durante la guerra de 1936 en el trágico episodio de ‘la Desbandá’, hecho por el cual esa porción de la carretera se integrará como parte del patrimonio de la Memoria Histórica. Desde allí se alcanzó la Fábrica de Azúcar de S. Joaquín, “lugar actualmente en lamentables ruinas”, y que rehabilitado el edificio “podría ser utilidades con fines sociales y turísticos”.

En conclusión, para los organizadores, la marcha reivindicativa alcanzó sus objetivos de mostrar los valores del territorio de Maro “y los peligros a los que está sometido por una mala planificación o una equivocada apuesta política por un modelo de desarrollo caduco y socialmente inaceptable”.

In this article



Neumáticos Merino

Descubre en Neumáticos Merino la tecnología MICHELIN Ultraflex.

calle Salvador Dalí, 15, Vélez-Málaga