La provincia de Málaga registra 3.421 nuevos desempleados en el mes de febrero

La provincia malagueña es la tercera del país donde más ha subido el paro en el último año, por detrás de Madrid y Barcelona.

A la espera de que la vacuna contra el coronavirus se deje sentir de manera efectiva sobre la economía malagueña, las estadísticas oficiales siguen confirmando la actual crisis, con especial incidencia sobre el empleo y la estabilidad de las empresas. Los datos dados a conocer este martes por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, correspondientes al pasado mes de febrero, reflejan una nueva subida del desempleo en la provincia, siguiendo la estela del ejercicio pasado, informa Málaga Hoy.



Conforme a estos números, son ya 204.293 los nombres inscritos en la búsqueda de un trabajo. El valor creció en 3.421 respecto a enero (+1,71%) y en 50.807 (33,10%) respecto al mismo mes de 2020. El contraste es aún mayor si se tiene en cuenta que en febrero de 2020 el paro bajó en algo más de 1.100 personas. Tampoco es bueno el dato de la afiliación a la Seguridad Social, que cae en 2.643 personas, hasta un total de 591.036.

Por sexos, la mujer sigue siendo la más afectada por el desempleo. Del total de Málaga, 117.779 (son la mayoría de los nuevos parados), frente a 86.514 hombres. La variación en términos interanuales, a priori, se verá amortiguada cuando se conozcan los datos de marzo, dado que febrero fue el último mes del año pasado que no se vio plenamente afectado por el Covid-19.

Atendiendo al histórico de Empleo, hay que remontarse a 2014 (210.107 parados) para encontrar un febrero con cifras de paro superiores a las ahora conocidas. En cualquier caso, los valores actuales son relativos, por cuanto existen varios miles de ciudadanos afectados por expedientes de regulación temporales de empleo (ERTE), que podrían convertirse en parados en función de la evolución de la pandemia y la situación económica. En esta situación, según los datos del ministerio hay unos 41.000 malagueños.

Comparativamente hablando, Málaga es la tercera provincia española en la que más sube el paro en el último año, por detrás de Madrid y Barcelona y la cuarta en términos mensuales. Por delante de ella aparecen Madrid, Valencia y Jaén.

El paro sube en todos los sectores excepto en la construcción, que parece resistir mejor el evite de la crisis actual. En términos numéricos, Servicios acapara la inmensa mayoría de los parados malagueños, con 148.296, lo que supone un incremento de 2.262 respecto a enero. Le siguen Construcción, con 19.111, 219 menos que el mes anterior; Industria tiene 8.792 (+221) y Agricultura, 5.614 (+458). Y vuelve a aumentar, tras un arranque de año en términos negativos, el paro entre los que no tenían empleo antes. Ahora son 22.480 (+709).

A nivel nacional, en febrero se ha vuelto a superar la cifra de los cuatro millones de parados, con 44.436 desempleados más. Esa frontera no se rebasaba desde abril de 2016. En Andalucía también se supera ya la barrera de millón de parados. En concreto son 1.002.104 las personas escritas en las oficinas de empleo, 14.418 más que en enero y 195.340 más que en febrero del año pasado.

Las estadísticas de los contratos suscritos en febrero sitúan la cifra global en 41.072, lo que supone un descenso del 8,71% (-3.921) respecto a enero y un retroceso del 30,8% (-18.320) respecto al mismo mes de de 2020. De todos ellos, apenas 3.742 han sido indefinidos, frente a los 37.330 temporales. Por sectores, Servicios acaparó 23.719 contratos firmados, seguido de Agricultura, con 8.525; Construcción, con 5.990, e Industria, con 2.838.

In this article