La Policía identifica a los autores de la paliza que mató a Samuel en A Coruña

El padre del chico: «A las familias de los que le mataron les preguntaría cómo se sentirían ellos»

La Policía Judicial ha logrado identificar a siete personas como los autores de la brutal paliza que acabó con la vida de Samuel, un joven de 24 años, en A Coruña. Según informa La Voz de Galicia, los investigadores dieron con los agresores gracias a las cámaras de seguridad de varios establecimientos cercanos y a que se habían registrado con su DNI para acceder a una discoteca próxima, publica 20 Minutos.



Aunque por ahora ninguno de ellos ha sido localizado, las detenciones de esas personas tendrán lugar «en cuestión de horas o días», indican las mismas fuentes a ese medio.

Los investigadores han confirmado, asimismo, que el origen de los hechos está en una confusión en torno a un teléfono móvil. Al parecer, una de las tres amigas de Samuel se encontraba haciendo una videollamada, cuando un grupo, los agresores, creyeron que los estaban grabando a ellos. La víctima trató de mediar en la discusión, pero uno de ellos le propinó un fuerte puñetazo que derivó en una brutal paliza que terminaría con su vida.

El suceso ha conmocionado en la ciudad y ha provocado una oleada de reacciones en las redes sociales, que han denunciado bajo el hashtag #JusticiaParaSamuel este ataque, que aseguran que ha sido de carácter homófobo.

Asociaciones LGTBIQ+ han convocado varias concentraciones para este lunes en torno a las 20.00 horas por toda Galicia, con el objetivo de mostrar la denuncia y repulsa del conjunto de la sociedad tras la muerte de Samuel.

Sin embargo, este extremo todavía no ha sido confirmado por fuentes oficiales, dado que el caso se encuentra bajo secreto de sumario.

En este contexto, la propia organización Avante LGBT+, una de las convocantes de las movilizaciones del lunes, ha pedido a través de su Twitter «que se esclarezca si se trató de un asesinato ‘LGBTfóbico’ como indican testigos» de los hechos.

Reacciones políticas

En el ámbito político, dirigentes de diversas formaciones han expresado a través de las redes sociales su condena ante este crimen.

«Todo mi cariño y apoyo para los familiares y amigos de Samuel. Y toda mi condena a este crimen de odio. Queremos un país libre de violencias en donde todos y todas se sientan libres por ser quienes son. Que se haga #JusticiaParaSamuel», ha señalado la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 y secretaria general de Podemos, Ione Belarra.

También la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha condenado el asesinato y ha mandado su «cariño» a la familia y seres queridos del joven «en estos momentos tan difíciles». «Debemos construir entre todas y todos una sociedad más libre en la que no dejemos cabida al odio», ha añadido.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, quien ha enviado su cariño a la familia y amigos de Samuel y ha trasladado que espera «que caiga todo el peso de la ley sobre los asesinos». «Tenemos mucho trabajo por hacer para erradicar el odio. Luchemos juntos por la libertad y el respeto», ha añadido en su perfil de Twitter.

Por su parte, la vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha publicado: «¡Qué día triste! Reproche personal, social y jurídico para quienes desbordan brutalidad y homofobia».

Asimismo, el líder de Más País, Íñigo Errejón, ha asegurado que «Samuel no ha muerto», sino que «un grupo de miserables le ha dado una paliza y le han asesinado». Asimismo, ha pedido que «tiene que saberse la verdad y hacerse justicia» porque «quienes siembran el odio y quienes lo ejercen no pueden tener cabida entre nosotros».

Maxsoud Luiz, el padre de la víctima, ha relatado a La Voz de Galicia que lo ocurrido se inició por una «maldita» confusión cuando su hijo intentó mediar en una discusión.

«A las familias de los que mataron a mi hijo les preguntaría cómo se sentirían ellos si estuvieran en mi lugar«, ha expresado.

In this article