La Policía detiene en Alicante a un fugitivo islandés que agredió sexualmente a su hija de 12 años

Tiene pendiente una condena de doce años de prisión en Dinamarca por agresión sexual y lesiones graves.

La Policía Nacional ha capturado en Benissa (Alicante) a un fugitivo de origen islandés al que le constaba una Orden Europea de Detención y Entrega interpuesta por las autoridades danesas por delitos de agresión sexual a su hija menor de edad, lesiones graves y pornografía infantil.



El arrestado habría forzado a la niña a mantener relaciones sexuales en unas diez ocasiones, golpeándola en el cuerpo y en la cabeza con varios objetos que le causaron lesiones de gravedad, según un comunicado del Cuerpo Nacional de Policía.

Las investigaciones comenzaron en junio pasado tras la solicitud de su extradición por tener pendiente una condena de doce años de prisión en Dinamarca por agresión sexual y lesiones graves llevadas a cabo, presuntamente, contra su hija biológica cuando era menor de 12 años. También fue condenado por posesión de pornografía infantil. Las agresiones ocurrieron entre 2006 y 2010, tanto en Islandia como en Dinamarca.

El reclamado, con uso de violencia e intimidación, forzó a la menor a mantener relaciones sexuales en aproximadamente diez ocasiones. Para superar la resistencia impuesta por la niña, la golpeó en algunas ocasiones, dándole patadas en el cuerpo y en la cabeza, y propinándole golpes con varios objetos domésticos, provocándole lesiones de gravedad.

La detención se produjo en la localidad alicantina de Benissa, donde se estableció un dispositivo técnico policial de control y vigilancia sobre las zonas frecuentadas por el huido. Tras varios días de investigación y numerosas vigilancias, se detectó su presencia en las inmediaciones de su domicilio y fue apresado.