La Junta apuesta por una fertilización más sostenible en las zonas vulnerables a los nitratos

El programa de actuación incorpora nuevas medidas dirigidas al cumplimiento de los objetivos marcados por la directiva europea.

La Junta de Andalucía ha actualizado las recomendaciones y requerimientos para avanzar en una fertilización más sostenible en la zonas vulnerables a la contaminación por nitratos de origen agrario, a través de una modificación de la Orden de 2015 por la que se aprueba el correspondiente programa de actuación aplicable en estas zonas.



Con la reciente publicación de la revisión de esta orden, se incorporan al programa de actuación nuevas medidas que están dirigidas al cumplimiento de los objetivos marcados por la directiva europea respecto a la protección de las aguas contra la contaminación ocasionada por los nitratos empleados en la agricultura.

Una de las principales modificaciones está relacionada con los límites de fertilización. Así, las restricciones en cantidad de nitrógeno aplicado por tonelada de producción esperada se amplían a todas las áreas agrarias ubicadas en zona vulnerable. Además, los límites de fertilización de cada cultivo han sido adaptados a sus requerimientos específicos. De esta manera, se revisan los límites máximos de fertilización de cultivos como la alfalfa, colza, hortalizas al aire libre y de invernaderos, leguminosas, patata, vid, fresa o fresón.

A este respecto, en fechas próximas se hará pública una relación actualizada de las zonas vulnerables a la contaminación por nitratos de origen agrario, de acuerdo con la normativa que fija su revisión cada cuatro años.

Otra de las novedades más destacadas es la inclusión del nitrógeno aportado por el agua de riego para el cálculo del balance efectivo de este elemento químico por cultivo. El agua de riego puede contener concentraciones altas de nitrato disuelto, de fácil disponibilidad para el cultivo, que es necesario considerar a la hora de establecer los cálculos de fertilización, ya que permite disminuir las aportaciones de fertilizante nitrogenado sin que el cultivo sufra ninguna merma en su producción.

Para lograr la fertilización óptima requerida por los cultivos y ajustada a los máximos permitidos por la normativa, desde la Consejería de Agricultura se facilita la información necesaria. Así, por ejemplo, la modificación de la orden recoge los distintos tipos de productos fertilizantes orgánicos utilizados con su correspondiente riqueza en nitrógeno y su tasa de mineralización.

Apilamiento del estiércol

Además, esta actualización también recopila las cantidades máximas de estiércol o purín por hectárea establecidas en Andalucía en función del ganado del que proceda y si éste ha sido sometido, o no, a un proceso de valorización.

En esta línea, el tiempo de apilamiento del estiércol en campo antes de su incorporación como abono orgánico mineral se reduce de 15 a 7 días, al tiempo que se incrementa la distancia mínima a núcleos de población, pasando de 500 a 1.000 metros, en consonancia con la normativa de condicionalidad y aplicación de lodos procedentes de depuradora en suelos agrarios.

In this article



Chiringuito Casa Miguel

Desayuna junto al mar con nuestra gran variedad de panes, zumos, cafés y tés

Paseo Marítimo de Poniente, Torre del Mar