La bailaora torreña Rocío Molina llega a Moscú con «Caída del cielo» y «mucha ilusión»

La bailaora y coreógrafa torreña Rocío Molina presentó ayer en Moscú su espectáculo «Caída del cielo», que, según dijo la artista, ha sido traído a la capital rusa con «mucha ilusión» y ganas de «emocionar» al público local.

«Vengo a Moscú con muchas ganas, mucha ilusión», señaló momentos antes del estreno.



La presentación del montaje en el teatro moscovita Russkaya Pesnia (Canción Rusa) se enmarca en el XVIII Festival Internacional de Flamenco «Viva España«.

Rocío Molina, nacida en 1984, está considerada como una transgresora del flamenco, señaló que espera no dejar indiferente al espectador ruso, aunque precisó que lo importante para ella es «emocionar», sea «para bien o para mal».

Se congratuló a la vez por la «pasión» por el flamenco que existe en Rusia y subrayó que esta viene reforzada por «gente que baila muy bien».

La torreña, Premio Nacional de Danza en 2010, comentó también que le gusta mucho el «folclore ruso», ya que le ha llamado mucho la atención desde siempre, «sobre todo, por el despliegue de la energía que tiene».

Con respecto a su forma de hacer flamenco y la exitosa trayectoria profesional con más de una decena de creaciones propias, aseguró que no cree en la perfección ni la busca.

«No creo que la belleza esté en la perfección, a mí me gusta más encontrar la imperfección», recalcó.

Enseguida explicó que primero hay que «dominar el arte» para poder luego «olvidarlo y dejarse llevar», perdiendo todo el control en ese camino «hacia la ingenuidad y la imperfección».

Pero para tener esa libertad, primero hay que recorrer un camino «muy exigente», agregó.

La artista adelantó que ya trabaja con «tres grandes guitarristas» en la creación de una nueva obra que será estrenada en la Bienal de Flamenco 2020.

El festival «Viva España«, organizado por la Casa de Flamenco Flamenquería, con apoyo de la Embajada de España de Rusia y el Instituto Cervantes de Moscú, se desarrolla entre el 19 y el 24 de noviembre.

La tradición de celebrar el evento nació en 2000 con una iniciativa de la bailaora rusa Liubov Kuznetsova y en 2004 fue bautizado con su nombre actual.

El año pasado, la cita flamenca contó con las actuaciones de los españoles Manuel Liñán y Rosario Toledo, entre otros artistas.

Mientras, en la presente edición participa también el bailarín y coreógrafo sevillano Ruben Olmo con el espectáculo «Horas Contigo«, premiado en el Festival Flamenco de Jérez 2019.

En este artículo



Cervecería tapería Amarela

Especialistas en carnes, rabo de toro, carrillada y morcilla de arroz

Calle los Prados, Torre del Mar

Cervecería tapería Amarela

Especialistas en carnes, rabo de toro, carrillada y morcilla de arroz

Calle los Prados, Torre del Mar