El verdadero origen de la extraña pintada de la casa de los niños asesinados en Godella: «Vais a moror todis»

La extraña pintada «Vais a moror todis» (sic), que aparece en la parte superior de la casa abandonada en la que vivían los dos niños de corta edad asesinados en Godella el pasado jueves, nada tiene que ver con el presunto parricidio. El delegado del Gobierno de la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, ya advirtió que el texto amenazante no guardaba relación con el caso. Se trata en realidad de una inscripción realizada hace cinco años durante la grabación del corto El asesino disléxico.

Así lo ha contado una de las autoras de dicho corto a través de su cuenta en la red social Twitter. Gladys compartió la historia «más surrealista» de su vida el pasado sábado. El viernes, cuando todos los medios hablaban del suceso, ella llegaba a trabajar al tiempo que recibía un whatsapp de un amigo que le alertaba de la pintada de su corto estaba saliendo en Las Provincias como un «nefasto presagio» del crimen.



«Me había llegado de oídas la noticia de los niños de Godella pero no había leído nada y sí, mi amigo tenía razón y esa casa sale en un cortometraje que hicimos hace 5 años», explicaba la joven.

La autora de la pintada «no daba crédito» ante una anécdota que «un poco de risa histérica» le dio, reconoce en el hilo que ha abierto en Twitter. En ese momento, Gladys se preguntó sobre la conveniencia de llamar a la Policía para aclarar el origen de dicha pintada. A continuación le llegó otra foto de un momento del programa Espejo Público en el que también hablaban de su pintada como «premonitoria».

Ante tanto «sensacionalismo», Gladys cuenta que tuvo que abandonar su lugar de trabajo antes de hora para reunirse con una de sus compañeras de grabación de dicho corto. Ambas decidieron llamar a la policía para explicarles que la inscripción «lleva años en la fachada, que está ahí por un corto». Según el relato de Gladys, los agentes el dicen que «toman nota» y cuelgan. Al poco tiempo, es la policía quien llama a Gladys, que termina explicando «la sinopsis de El asesino disléxico, un cortometraje de nulo éxito donde atamos una brocha a un palo de mocho (fregona) para hacer una pintada», explica.

De hecho, en otra de las paredes de la casa se observa una prueba que hicieron antes de realizar la pintada para el corto. En este primer ensayo con «el invento de la brochamocho» se puede leer un simple «vais».

Ante la repercusión del tema, la propia tuitera ha asegurado que el corto no «está subido ni lo estará» porque «es malo de cojones» y «no os perdéis nada». Preguntada por 20minutos.es, Gladys prefiere no comentar nada más de esta «anécdota» por la «gravedad del trasfondo de la noticia».

En este último tuit se puede observar un momento del rodaje de El asesino disléxico, obra de alumnos del primer curso de Realización.

Ja han començat els projectes de Cortocomenius. «El asesino disléxico» curt d’alumnes de 1º de Realització pic.twitter.com/6A1anFdsnJ — CORTOCOMENIUS (@cortocomenius) 25 de junio de 2015

 

 

En este artículo



Grafitto Desarrollo Web

Si quieres que tu web venda, habla con nosotros

Calle Alfredo Krauss, Vélez-Málaga

Grafitto Desarrollo Web

Si quieres que tu web venda, habla con nosotros

Calle Alfredo Krauss, Vélez-Málaga