El rey llama a preservar la memoria de las víctimas del terrorismo: «Representáis la dignidad de la democracia»

Los reyes han presidido un acto homenaje por el Día Europeo de las Víctimas de Terrorismo y el aniversario del 11M.

El rey Felipe VI ha pedido este jueves unidad frente al terrorismo «venga de donde venga y actúe donde actúe» durante su mensaje con motivo del Día Europeo de Víctimas del Terrorismo, en el que también ha apelado a «preservar» la memoria de las víctimas y ha señalado la importancia de llevar su «voz» a las aulas para que los jóvenes puedan conocer la «historia reciente» y contribuir así a que rechacen cualquier forma de «radicalización».



Don Felipe ha presidido, junto a la reina Letizia, el acto institucional celebrado en los jardines del Palacio Real, coincidiendo con el 17 aniversario de los atentados del 11M en Madrid, el ataque más grave cometido en Europa y que dejó 193 fallecidos. Aquella masacre ha sido recordada por el monarca como un «brutal y despiadado crimen» que provocó una «gran tragedia humana y social».

A la ceremonia han asistido el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, y casi todos sus ministros; los poderes del Estado; representantes de los partidos políticos, con excepción de EH Bildu; y algunos presidentes autonómicos.

También, representantes de asociaciones de víctimas del terrorismo, a quienes Felipe VI se ha dirigido de forma directa: «Ustedes son —sois— quienes mejor representáis la grandeza y la dignidad de la democracia. La lección que nos dais debemos tenerla presente siempre, día a día, en nuestra memoria y nuestros actos, y se refleja en los valores que nos identifican como sociedad libre, responsable y madura», ha afirmado el rey, que considera que las víctimas «son una referencia ética en nuestros sistemas democráticos».

Fue el propio monarca quien planteó el año pasado en París, con motivo de la 16 edición del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo, que acogió Francia, el deseo de que Madrid fuera escenario en 2021 de esta conmemoración.

Felipe VI ve necesario llevar la «voz» de las víctimas a las aulas

En palabras de Felipe VI, los europeos deben estar «unidos en la solidaridad y en la lucha frente al terror» y considera que «prevenir y evitar la radicalización de sectores de la población y rechazar cualquier legitimación de la violencia como medio para alcanzar objetivos políticos, o de cualquier otra naturaleza» es uno de los principales retos de la Unión y de la Comunidad Internacional, ante el «desafío» del fenómeno terrorista.

También ha proclamado que, frente a los principios democráticos, «el terrorismo nunca vence, ni vencerá» y asegura que su derrota es «el triunfo de la libertad y de la razón».

No obstante, Don Felipe ha considerado esencial llevar la «voz» de las víctimas a las aulas: «Necesitamos que en las escuelas y centros educativos nuestros jóvenes puedan conocer mejor la historia reciente y, con ella, una de las mayores amenazas que nuestro país ha vivido durante los últimos decenios de trayectoria democrática».

Hacerlo, cree el rey, contribuirá, además, «al compromiso de los jóvenes con un futuro de convivencia pacífica» y también a que «rechacen las diferentes formas de radicalización».

El homenaje ha arrancado a las 16:00 horas en los jardines del Palacio Real, lo que ha facilitado el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias para la prevención de contagios por la COVID-19, y ha contado también con la presencia de representantes de las instituciones comunitarias europeas, encabezadas por el Alto Representante de la Unión Europea, Josep Borrell, y la comisaria europea de Asuntos de Interior, Ylva Johansson.

También ha acudido el cuerpo diplomático europeo acreditado en España y todos los miembros del Gobierno, excepto la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, de visita oficial en Eslovenia, y los ministros de Agricultura, Pesca y Alimentación y de Sanidad, Luis Planas y Carolina Darias, respectivamente, que debían comparecer ante sus respectivas comisiones en el Congreso de los Diputados.

En representación de los partidos, han estado Pablo Casado (PP), Adriana Lastra (PSOE), Iván Espinosa de los Monteros (Vox), Jaume Asens (Unidas Podemos), Carolina Telechea (ERC), Inés Arrimadas (Cs), Aitor Esteban (PNV), Inés Sabanés (Más Plural) y Sergio Sayas (UPN) por el grupo Mixto.

Sólo ha habido cuatro presidentes autonómicos, la de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; Navarra, María Chivite, además del de Melilla, Eduardo de Castro.

Víctimas piden que «ninguna coyuntura» permita «blanquear» a los terroristas

El homenaje, celebrado como un acto de «acompañamiento» y cercanía a las víctimas, ha estado conducido la periodista Pepa Bueno y ha contado con la participación de dos jóvenes estudiantes que han leído el preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como con la intervención del director de Victims-Europe, Philippe Vansteenkiste, y del.presidente de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Tomás Caballero.

Este último, hijo de una víctima de ETA, ha repasado los avances que ha hecho España en la protección de los afectados, pero ha defendido que «ninguna coyuntura política» pueda justificar el que los terroristas «blanqueen» su imagen, al tiempo que ha pedido que se proteja la dignidad de las víctimas y se les garantice todo el apoyo institucional.

“Es esencial que todos asumamos que el relato de lo sucedido no se puede manipular, y que ninguna coyuntura política puede justificar que se permita a los terroristas blanquear su imagen. Si no lo hacemos, y permitimos que se minimice el impacto de la agresión a la democracia que supone el terrorismo, estaremos atacando frontalmente los valores sobre los que se sustenta la propia Unión Europea”.

Caballero también ha rechazado «los homenajes a los terroristas, hoy de ETA, mañana de cualquier otra banda asesina, que ensalzan a los verdugos al tiempo que ultrajan la memoria de quienes recibieron el tiro en la nuca o quedaron destrozados por la explosión de una bomba». Con su celebración, ha dicho, se produce una «nueva forma de victimización» para las víctimas y sus familiares.

Por su parte, Vansteenkiste, quien perdió a una hermana en los atentados de Bruselas de marzo de 2016, ha señalado que «las víctimas del terrorismo son ciudadanos de a pie elegidos al azar como objetivos» y lamentado el impacto que esto tiene en las víctimas y en sus familias.

Del mismo modo, ha subrayado lo complicado que es «reencauzar la vida» tras semejante revés y la necesidad de apoyo que se requiere, por lo que ha resaltado la importancia de trabajar de manera conjunta en Europa y ha agradecido el trabajo realizado por las víctimas españolas.

Durante el acto, la Orquesta Nacional de España, dirigida por David Afkham, y el Coro Nacional de España, dirigido por Miguel Ágel García Cañamero, han interpretado varias piezas, mientras que el director del Ballet Nacional, Rubén Olmo, ha interpretado Danza del Ave Fénix, una alegoría del resurgimiento.

El Día Europeo del Recuerdo de las Víctimas del Terrorismo se estableció después de los atentados de Madrid en 2004. Fue en el Parlamento Europeo, donde, por una mayoría de votos, se aprobó por parte del Consejo Europeo.

Otros actos en recuerdo del 11M

Antes de ese homenaje, también se ha recordado a las víctimas del 11M en otro acto que ha albergado la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol a las 09:00 horas y al que han asistido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, acompañados de representantes de distintas instituciones. Este encuentro se ha celebrado en un ambiente enrarecido por la situación política y apenas horas después de la convocatoria de elecciones en la Comunidad.

A mediodía, en el Parque de El Retiro, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha recordado el 11M la acción junto a los 191 cipreses y olivos que componen el Bosque del Recuerdo, y también la Asociación 11M-Afectados del Terrorismo ha celebrado los habituales actos en los cuatro puntos en los que estallaron las bombas.

En total, 193 personas de 17 nacionalidades distintas —la española la más numerosa con 143 víctimas— perdieron la vida en los atentados: 34 en el tren que explotó en la estación de Atocha; 63 a su paso por la calle Téllez; 65 en el de la estación del Pozo; 14 en la de Santa Eugenia y 16 en diferentes hospitales, la última de ellas, en 2014, tras permanecer en coma diez años.

A estas se sumó el policía del GEO Francisco Javier Torronteras tres semanas después, el 3 de abril de 2004, como resultado de las heridas sufridas cuando siete miembros del comando yihadista autor de la masacre se suicidaron utilizando los explosivos que almacenaban en un piso de Leganés (Madrid).

In this article



Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria