El precio máximo de la bombona de butano vuelve a subir

Desde septiembre de 2020 se ha encarecido un 40% hasta los 16,92 euros.

La revisión del precio de la bombona de noviembre trae una nueva subida, la séptima consecutiva. Desde septiembre de 2020, la bombona ha subido un 40%, y desde ayer cuesta 16,92 euros. El precio máximo de la bombona de butano de 12,5 kilogramos se ha incrementado un 4,96% este martes según una resolución publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que recoge SUR. Esta subida en esta nueva revisión se debe al fuerte ascenso de las cotizaciones de la materia prima (+20,59%) a lo que hay que añadir la depreciación del euro frente al dólar (-0,94%) y compensado en parte por la bajada de los fletes (-2,07%).



No obstante, el incremento en el precio máximo se ha visto atenuado gracias al límite de variación superior del 5%. De no existir dicho límite el precio sin impuestos de la botella se habría incrementado un 13,45%.

El precio máximo de venta de los gases licuados del petróleo envasados (GLP) en envases de entre 8 y 20 kilogramos (la tradicional bombona de butano) no se encuentra liberalizado. Su valor se revisa bimensualmente el tercer martes del mes, por Resolución de la Dirección General de Política Energética y Minas, de acuerdo a la metodología establecida por la normativa vigente.

La revisión bimensual del precio se calcula en función del coste de la materia prima (propano y butano) en los mercados internacionales, así como del coste de los fletes (transporte) y la evolución del tipo de cambio euro-dólar.

Por otra parte, dicha revisión del precio, al alza o a la baja, está limitada al 5%, acumulándose el exceso o defecto de precio para su aplicación en posteriores revisiones.

El gas licuado de petróleo (GLP) envasado es una mezcla de hidrocarburos, principalmente compuesta de butano, que sirve como alternativa al gas natural para su consumo energético en envases a presión, especialmente en poblaciones o núcleos urbanos sin conexión a la red de gas natural.

Para proteger más a los consumidores vulnerables ante la escalada de precios de las materias primas energéticas en los mercados internacionales, el Gobierno aprobó el pasado 26 de octubre un incremento del bono social térmico, una ayuda directa con cargo a los Presupuestos Generales del Estado destinada a cubrir costes de calefacción, cocina y agua caliente sanitaria.

Tras la decisión del Ejecutivo, la cantidad mínima a cobrar por parte de los consumidores vulnerables ha crecido de 25 a 35 euros -dos bombonas de butano- y se ha duplicado el presupuesto asignado a tal efecto durante este 2021 con 100 millones adicionales, alcanzando los 202,5 millones.

Así, la ayuda directa del bono térmico se traducirá en un cheque que tendrá un importe mayor en las zonas frías que en las cálidas, con el mínimo de 35 euros y un máximo de 124 euros. Atendiendo al número de beneficiarios, la cantidad media será de 90 euros por consumidor vulnerable beneficiario.

In this article



Chiringuito Mambo

Terraza playa lounge bar con ambiente Chillout.

Laguna Beach, 1, Paseo de Ferrara, s/n, 29793 Torrox