El mango salva la campaña con menos producción pero con precios más altos

La fuerte competencia de la fruta de importación, más barata, no ha impedido la venta de la producción tropical de la provincia.

El mango es la segunda gran fruta tropical del campo malagueño. Con la cosecha ya prácticamente concluida, el sector estima que la producción ha sido este año entre un 20 y un 25% menor que la de 2019, en la que se alcanzaron las 25.000 toneladas. Según el presidente de la Asociación Española de Tropicales, Javier Braun, la producción de 2020 puede que no supere las 20.000 toneladas, informa diario SUR.



Para Braun, este año no ha sido especialmente bueno en producción debido a que la floración no se desarrolló correctamente, hubo frío y lluvia, y porque el calor extremo en algunos días de agosto tiró mucha fruta. Además, según este productor, este año se esperaba que la vecería pasara factura a la cosecha. Los 20 millones de kilos de este año distan mucho de la producción récord de 2018 (36 millones de kilos).

Sin embargo, los precios de la fruta han sido mejores que en 2019. Así lo ha asegurado el gerente de Sigfrido Fruit, Sigfrido Molina, especializada en la comercialización de aguacate y mango. «Los precios han sido un 30% superiores a los del año anterior y ello teniendo en cuenta que durante toda la campaña nacional de esta fruta malagueña hemos tenido una fuerte competencia de mango de Brasil, que se ha vendido a 4,5 euros la caja de cuatro kilos», ha señalado Molina.

Los precios en el campo se han movido entre 1 y 1,70 euros el kilo. «Han sido buenos precios, pero no se ha logrado compensar con las buenas cotizaciones que ha tenido la fruta en el mercado», ha dicho Braun, que ha destacado la gran calidad de nuestra fruta y que la demanda se ha mantenido.

Según Asaja Málaga, la producción de mango en España en la campaña 2020 ha sido de 21.000 toneladas, un 11% inferior a la de 2019, que ya fue muy corta (23.600 toneladas). «Si lo referenciamos a la campaña 2018 donde se llegó a las 36.000 toneladas, estamos hablando de un descenso muy notable, un 42%. Esto es debido a las altas temperaturas sufridas y a problemas de cuaje en época de floración también por cuestiones climatológicas. A nivel de producción hemos vuelto a niveles de 2016 y 2017 y se confirma que la productividad real de mango se ve afectada por bastantes problemas climáticos», señala el técnico de Asaja, Benjamín Faulí.

Para este experto, es cierto que esta campaña los precios han sido algo más altos que en campañas anteriores, y que la calidad del producto ha ayudado mucho a su comercialización, pero la producción no ha acompañado.

In this article



Restaurante Marisquería Bar Negri

Restaurante con tradición de casi 40 años. Nuestras gambas son conocidas en el mundo entero

Paseo Larios, 14, Torre del Mar