El macharatungo Bernardo de Gálvez, en el museo que manda construir Trump a la memoria histórica

El presidente saliente cumple en el último momento de su mandato una promesa hecha el 4 de julio en el monte Rushmore.

El presidente Donald Trump ha emitido en sus últimas horas en el cargo un decreto según el cual inicia un centro para la preservación de la memoria histórica, un museo bajo el nombre de Jardín Nacional de los Héroes Americanos con más de 250 estatuas entre las que se encontrarán las  del macharatungo Bernardo de Gálvez y Fray Junípero Serra, además de Cristóbal Colón, entre otros personajes históricos que forjaron lo que hoy por hoy se conoce como Estados Unidos de América.



Este jardín, un monumento nacional a todos los efectos, es una de las promesas de Trump en el cargo, hecha justo durante la protesta racial y los ataques a estatuas que representan no sólo a la Confederación esclavista en la Guerra Civil sino también el pasado colonial que forjó a

Estados Unidos como nación entre los siglos XV y XVIII.

La promesa la hizo Trump el 4 de julio durante una visita al monte Rushmore, donde están esculpidas las faces de los presidentes George Washington, Thomas Jefferson, Abraham Lincoln y Teddy Roosevelt. Según dice ahora Trump en su decreto, «el Jardín Nacional se construirá para reflejar el asombroso esplendor del excepcionalismo atemporal de nuestro país. Será un lugar donde los ciudadanos, jóvenes y mayores, puedan admirar nuestra grandeza».

«En toda esta nación, la fe en la grandeza y el prestigio de EE.UU. han sido atacados en los últimos meses y años por un peligroso extremismo antiamericano que busca desmantelar la historia, las instituciones y la propia identidad de nuestro país», añade Trump.

El alcalde de Macharaviaya, Antonio Campos, declara a esta redacción que «desde nuestra ciudad hermana de Pensacola, diferentes personas, asociaciones e instituciones, entre ellos la Vicecónsul de España allí, María Davis, han trabajado para conseguir que Trump incluyese a Gálvez en ese museo de nueva creación».

Estatuas vandalizadas

Las estatuas de Fray Junípero en California fueron vandalizadas este verano por grupos que le acusan de racista y de someter a los pueblos nativos. Este religioso mallorquín abrió las célebres misiones en la costa oeste de EE.UU. en torno a las cuales se crearon algunos de los grandes centros de población actuales. Se le considera el primer santo hispano de EE.UU.

También fueron derribadas abundantes estatuas de Colón en ambas costas, al denunciar que tomara esclavos. Los demócratas en el Capitolio californiano llegaron a retirar una estatua de mármol del interior de este en el que el navegante aparecía junto a la reina Isabel la Católica.

De aquellas agresiones se ha salvado De Gálvez, virrey de la Nueva España y cuya labor fue imprescindible para la independencia de la nueva nación americana, por lo cual le fue concedida en tiempos de Barack Obama la ciudadanía honorífica. Tiene dos estatuas en Washington y un cuadro dentro del Capitolio. Ahora, el presidente Trump coloca también a este héroe de guerra entre los homenajeados en este Jardín Nacional de los Héroes Americanos.

 

 

In this article