Detienen a un hombre por molestar e intimidar a su expareja insistiendo en retomar la relación

El investigado, de 51 años y nacionalidad española, ha sido arrestado por su presunta responsabilidad en un delito de acoso u hostigamiento en el ámbito de la violencia de género. 

De la investigación se extrae que el detenido sometió a su expareja a un “bombardeo” telemático con multitud de mensajes, merodeó por su domicilio y lugares de ocio y trabajo para seguirla por la calle e insultarla desde que ella decidiera dar por finalizada su relación a mediados de agosto. El juzgado ha condenado al arrestado a 40 días de trabajo en beneficio de la comunidad y le ha prohibido comunicarse y acercarse a la víctima a menos de 500 metros.



Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga el pasado día 01 de octubre a un hombre de 51 años y nacionalidad española por su presunta responsabilidad en un delito de acoso u hostigamiento en el ámbito de la violencia de género.

La investigación se inicia a raíz de la denuncia de una mujer en relación a la situación de acoso a la que estaba siendo sometida por parte de su expareja desde que decidiera poner fin a la relación que mantenía con él desde hacía dos años. El hombre, con el que había convivido poco menos de medio año, insistía mediante multitud de llamadas a su móvil y mensajes de texto y audio en que retomaran la relación. Cuando la denunciante, para evitar que la situación continuara, lo bloqueó en su teléfono y redes sociales, comenzó entonces a comunicarse con ella por correo electrónico.

Además, el hombre no cesaba de merodear por su domicilio y lugar de trabajo siguiéndola por la calle mientras la insultaba. En algunas ocasiones, él se presentó en los lugares de ocio donde se encontraba ella con una actitud intimidatoria.

Una vez comprobados los hechos, los agentes localizaron y detuvieron a la expareja de la denunciante por su presunta responsabilidad en un delito de acoso u hostigamiento en el contexto de la violencia de género. Según se desprende de la investigación, el presunto autor motivado por una suerte de obsesión amorosa, pues, al parecer, no habría aceptado la ruptura, habría realizado todas las acciones con la intención de recuperar la relación.

Las diligencias practicadas han sido remitidas al Juzgado de Violencia Sobre la Mujer número Dos de Málaga que ha condenado al detenido a la pena de 40 días de trabajos a beneficio de la comunidad de protección, prohibición de comunicarse con la víctima y acercarse a ella menos de 500 metros.

El delito de acoso u hostigamiento fue introducido en el Código Penal en junio del año 2015, para dar cobertura a conductas insistentes, incluso persecutorias, que se suelen dar entre exparejas. El no aceptar un “no” por respuesta e insistir en retomar la relación -ya sea a través del teléfono o buscando la cercanía física- puede suponer la comisión de una infracción penal, que puede venir acompañada de una medida de alejamiento. La libertad es un derecho fundamental, respétalo.

En este artículo



Grupo Ciro, reformas y mantenimiento

Empresa de reformas de viviendas y locales comerciales

Vélez-Málaga

Grupo Ciro, reformas y mantenimiento

Empresa de reformas de viviendas y locales comerciales

Vélez-Málaga