Denuncian al organizador de una fiesta en un piso turístico en el centro de Málaga con 21 asistentes

Alquiló un piso turístico de 40 metros cuadrados con un aforo máximo para cuatro personas y celebró una fiesta con un total de 21 jóvenes.

Agentes de la Policía Local de Málaga especializados en investigaciones en fuentes abiertas de internet y redes sociales han denunciado a un joven natural y vecino de Málaga de 26 años de edad como responsable de arrendar y organizar una fiesta ilegal en un piso turístico junto a otros 20 jóvenes, después de que, tras llevar a cabo diversos controles de contenido de canales abiertos en redes sociales, pudieran evidenciar que se cometían diferentes incumplimientos a las medidas sanitarias adoptadas para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la pandemia por COVID-19.



La investigación se inició a mediados de marzo tras localizar los policías locales el contenido videográfico colgado en un perfil de la red social Instagram en el modo historias, opción que ofrece tan solo 24 horas de exposición, borrándose el material subido pasado ese tiempo, por lo que suele utilizar dicho formato para colgar imágenes de situaciones comprometidas ante la falsa sensación de impunidad que produce su borrado.

A través del estudio de los vídeos, los policías locales pudieron determinar que desde la tarde del sábado 6 de marzo, y durante toda la madrugada, hasta la mañana del domingo 7, se había celebrado una fiesta a la que acudieron un total de 21 jóvenes, produciéndose una clara situación de riesgo de contagio y propagación de la COVID-19.

En los vídeos analizados, aparecen los jóvenes reunidos cantando, bailando, bebiendo y fumando, careciendo todos ellos de mascarillas de protección e incumpliendo las medidas sanitarias relacionadas con la distancia social de seguridad.

Tras diversas gestiones, los agentes de la Policía Local de Málaga pudieron averiguar que el lugar en el que se celebraba la fiesta era en piso de alquiler vacacional o turístico ubicado en calle Cabello.

Los policías locales llevaron a cabo indagaciones para contactar con el propietario del inmueble, al que le comunicaron el motivo de la investigación, manifestando que lo explota como alquiler vacacional, tratándose de un apartamento de unos 40 metros cuadrados que dispone de una sola habitación, siendo gestionado a través de una empresa especializada en el sector, habiéndose alquilado para ser ocupado por un máximo de cuatro personas, añadiendo que una vez finalizado el plazo fue a revisarlo y lo encontró muy sucio y desordenado, situación que nunca antes se había encontrado, por lo que contactó con el arrendatario, no recibiendo respuesta alguna sobre su queja.

Posteriormente, los policías locales identificaron al arrendatario y responsable, que fue denunciado en base a lo establecido en el artículo 6.1.D del Decreto Ley 21/2020 de 4 de agosto, por el que se establece el régimen sancionador por el incumplimiento de las medidas de prevención y contención aplicables en Andalucía: “Por la celebración y comercialización de reuniones, fiestas o cualquiera otro tipo de actividad o acto permanente o esporádico, sea de carácter privado o abierto al público, en espacios públicos o privados, en los que se produzcan aglomeraciones que impidan o dificulten la adopción de las medidas sanitarias de prevención y produzcan un riesgo o daño grave para la salud de la población”, tratándose de una infracción grave al ponerse en riesgo a entre 15 y 100 personas, remitiéndose informe a la Delegación Territorial de Salud y Familia en Málaga de la Conserjería de Salud y Familia de la Junta de Andalucía, autoridad competente para la tramitación del correspondiente expediente sancionador.

In this article

Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria