Concentración en el Centro de Salud de Torre del Mar ante la cuarta agresión a un médico en septiembre

El nuevo caso en el centro de salud torreño se suma a los registrados en Carranque y en los hospitales Clínico y de la Axarquía, publica La Opinión de Málaga

Medio centenar de profesionales del Centro de Salud de Torre del Mar han realizado este martes un paro de 15 minutos durante una concentración de repulsa por los últimos casos de violencia hacia los profesionales médicos. La movilización ha contado con el respaldo de numerosos pacientes.



El delegado en la Axarquía del Sindicato Médico Andaluz, Juan Carmona, ha lamentado el incremento durante este año de los casos de violencia hacia los médicos. «Es horroroso. Este mes van cuatro agresiones, porque la de un usuario hacia una doctora en Torre del Mar se suma a las de Carranque y el Hospital Clínico, así como a la de hace unos días en el Hospital de la Axarquía«, relata.

«Pedimos a las administraciones que tomen medidas, porque todas las semanas tenemos una concentración y casi siempre por agresiones contra los médicos, que es cierto que somos los primeros en la línea de fuego. Esta de Torre del Mar ha tenido el agravante de tener como testigos a agentes de la Policía. Esto no ha pasado nunca», agrega el portavoz sindical.

El colectivo pide una mayor empatía hacia la labor de los facultativos y a las administraciones que dejen de «minusvalorar el trabajo de los profesionales». Apelan a que existía hasta no hace tantos años «un prestigio social que avalaba la labor de ciertos profesionales». Pero esa situación se ha perdido, no sólo por los recortes y la carga de trabajo a la que están sometidos. «También porque, a diferencia de otras provincias, como es el caso de Sevilla, aquí apenas hay vigilancia en los centros sanitarios», argumenta Carmona.

Y alerta sobre muchos otros casos que no se denuncian pero que de un día a otro pueden también acabar en agresión. Así se refiere a episodios vividos en otros centros de salud del litoral axárquico más oriental o a casos de otros rincones de la provincia que han podido acabar en tragedia: «La gente cree que tiene derecho a todo, a que el médico le recete lo que quiera. Y hemos tenido el caso de una facultativa que incluso ha tenido que cambiar de centro por amenazas. Su pecado fue denunciar ante Menores que una usuaria había dejado de darle la medicación a su hija, que tuvo que ser hospitalizada de urgencia por la dejadez de la madre».

El perfil del agresor es una persona de entre 35 y 45 años, según el propio Sindicato Médico Andaluz. Entre las medidas propuestas se plantea que, como en otras comunidades autónomas, la administración imponga medidas más contundentes contra el agresor. «Aquí, al contrario que Castilla y León y otros territorios, la agresión acarrea seis meses y 300 euros de multa. Quizás haya que plantearse que el agresor deje durante un tiempo de recibir la atención sanitaria y sepa lo que cuesta realmente dicha atención», indica Carmona.

En este artículo



Multioficinas SL

¡Paga solo por lo que imprimes y ahorra costes! Distribuidor oficial Ricoh para Málaga

Multioficinas SL

¡Paga solo por lo que imprimes y ahorra costes! Distribuidor oficial Ricoh para Málaga