Agapornis, los pájaros del amor

El amor está en todos lados… Incluso en los animales. Los agapornis son pequeños loros que están estrechamente relacionados con el amor y las parejas de enamorados. Además, son una especie fiel durante toda su vida, por lo que se les conoce como “inseparables”.

Los Agapornis son loros africanos

Los agapornis son loros provenientes de África y Madagascar, siendo una especia muy parecida a los tradicionales loros que conocemos. Sin embargo, se consideran como los loros más pequeños del mundo, ya que miden apenas unos 13-18 centímetros.



Existen alrededor de 9 especies de agapornis que pueden diferenciarse en cuanto al color de su plumaje. Algunas especies, incluso, poseen características físicas que diferencian a la hembra y al macho.

Los Agapornis son inseparables y eternos enamorados

Sin duda, una característica que define y diferencia a los agapornis es su vínculo con el amor. Su nombré científico es ágape-ornis que significa ave del amor o ave del afecto.

No es una coincidencia que se les conozcan como los pájaros del amor, ya que estas aves sostienen vínculos de pareja duradero, estables y para siempre. Son eternos enamorados de pareja, aman pasar tiempo acurrucados y cuidando del otro.

De hecho, son monógamos y la interacción social con una pareja es completamente necesaria para la estabilidad física y emocional del animal. Esta especie alcanza la madurez sexual a los 10 meses, por lo que comienzan a reproducirse desde esa edad.

Los pájaros del amor como mascotas

Aunque hasta hace unos años no era algo común, los agapornis han ganado terreno como mascotas. En general, esta especie es muy inteligente, divertida, juguetona y activa. Los agapornis son tan activos que tienden a morder cosas cuando se aburren.

A pesar de que sean cariñoso, también son territoriales y dominantes con lo que consideran suyo. Las relaciones sociales son extremadamente necesarias para estos pájaros, ya que poca interacción social puede influir negativamente sobre su bienestar físico o emocional.

Lo más recomendable es que los agapornis sean criados en parejas, así podrán establecer un vínculo afectivo durante toda su vida. Sin embargo, la socialización con humanos también puede ayudarlos.

Recomendaciones si vas a tener un agapornis en casa

Al igual que cualquier otro ser vivo, los agapornis requieren de ciertos cuidados especiales. Una buena jaula para pájaros es parte importante del cuidado de los agapornis, ya que necesitan un espacio amplio donde puedan volar y sentirse libres.

Es decir, deben estar en jaulas grandes que les permita volar libremente. También es vital que sean cómodas y, si es posible, que tengan ruedas para movilizar la jaula por toda la casa.

La jaula debe contar con palos para reposar, comederos, bebederos, juguetes y cosas para masticar. Debido a que estas especies aman colgarse, es recomendable que tengan múltiples palos para hacerlo libremente.

La dieta de los agapornis es otro punto importante que considerar. Estas aves pueden comer vegetales, semillas y frutas. Es importante que evites darles alimentos con chocolate, aguacate, grasas, azúcar o cafeína, ya que puede afectar la salud de estas aves.

También son muy aseados y, de hecho, adoran bañarse. Por ello, es recomendable colocarles agua dos veces a la semana para que puedan cumplir con su aseo. Procurando, eso sí, que el agua esté libre de químicos, cloro o cualquier otra sustancia perjudicial.

Una vez que consideres todo lo demás, solo quedará darle mucho amor a esta especie tan amigable y juguetona.



Chiringuito Mambo

Terraza playa lounge bar con ambiente Chillout.

Laguna Beach, 1, Paseo de Ferrara, s/n, 29793 Torrox

Chiringuito Mambo

Terraza playa lounge bar con ambiente Chillout.

Laguna Beach, 1, Paseo de Ferrara, s/n, 29793 Torrox