38 años de prisión para dos hermanos por asesinar a tiros a un conocido tras una discusión en Málaga

El motivo de la disputa no ha quedado aclarado en el juicio, aunque en la fase policial se aseguró que era por el robo de un gallo de pelea.

Dos hermanos han sido condenados por la Audiencia Provincial de Málaga a un total de 38 años de prisión por asesinar a tiros a un conocido, tras una discusión previa, por motivos que no han quedado aclarados en el juicio, aunque en la fase policial se aseguró que era por el robo de un gallo de pelea.



Los procesados han sido condenados por un delito de asesinato y tenencia ilícita de armas y hay un tercer implicado, como cómplice, al que se le impone siete años y seis meses de cárcel, según la sentencia.

El crimen fue cometido sobre las 00:20 horas del 3 de febrero de 2017 cuando los acusados fueron en busca de la víctima como consecuencia de una disputa mantenida previamente por motivos que no han quedado acreditados en el juicio oral. No obstante, en la investigación policial y en el relato provisional del fiscal se determinaba que había sido por un posible robo de un gallo de pelea.

Tras encontrarlo, en la barriada de Los Asperones, le pidieron que se bajara del coche y «de forma sorpresiva e inesperada» uno de ellos le disparó a corta distancia, repetida e indiscriminadamente y, seguidamente, el otro hermano también le disparó.

La mayoría de los disparos fueron por la espalda y así anularon cualquier posibilidad de defensa por parte de la víctima, que recibió un total de diez disparos. La víctima sufrió múltiples heridas por arma de fuego penetrantes en cavidad torácica, hemitórax, pierna izquierda y sufrió un choque hipovolémico neurológico que le causó la muerte.

En el banquillo de los acusados se sentaron tres personas más pero no ha quedado acreditada su participación en los hechos y han sido absueltas.

Los miembros del jurado consideraron probado que los acusados «fueron en busca» de la víctima, le hicieron bajar del vehículo y de forma «brusca, súbita e inesperada» la asesinaron cuando el hombre estaba desprevenido y desarmado.

El magistrado presidente explica en la sentencia que las personas que ejecutaron el crimen fueron los hermanos, por lo que son los que tienen que hacer frente a la responsabilidad civil del asesinato e indemnizar al padre del fallecido con 60.000 euros y a la hija, menor de edad, con 150.000 euros.

In this article



Restaurante Marisquería Bar Negri

Restaurante con tradición de casi 40 años. Nuestras gambas son conocidas en el mundo entero

Paseo Larios, 14, Torre del Mar