Vélez pide la paralización de los recortes a la pesca de arrastre

El Ayuntamiento apoya en pleno a la flota de la provincia y pide al Gobierno un estudio sobre el impacto del plan de gestión de pesca, informa Diario Sur.

La pesca de arrastre que practica la flota malagueña es multiespecífica, no se centra en una sola especie, sino que abarca una amplia gama: salmonetes, gambas, bogavantes, langostas, cigalas, jureles, pescadillas, pargos y lenguados, entre otras. Ello hace de esta flota una de las más atractivas para las lonjas. De hecho, sus capturas atraen a gran cantidad de compradores, sobre todo del sector de la hostelería y del comercio minorista. Sin embargo, la asignación del esfuerzo pesquero que se ha llevado a cabo por el Ministerio de Agricultura, en cumplimiento del reglamento europeo sobre pesca demersal en el Mediterráneo occidental, ha sembrado de inquietud tanto a los armadores como a las tripulaciones de la flota, toda vez que ello les ha significado un importante recorte en los días de pesca –hay embarcaciones que han recibido una asignación de sólo 110 días–.



Con el fin de ponerse del lado de los pescadores de arrastre de Caleta de Vélez, que es el puerto que más capturas realiza, los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga sacaron adelante ayer una propuesta en pleno instando al Gobierno a que paralice la aplicación del plan de gestión de pesca hasta tanto no se valora y realiza un informe sobre los efectos de su aplicación sobre la flota pesquera. La corporación reclama al Gobierno la realización de un estudio socio económico con la participación de la Junta de Andalucía sobre el efecto de la aplicación en el sector del arrastre del Plan plurianual de gestión de los recursos demersales del Mediterráneo, a la vez que pide al Ministerio que tenga en cuenta el importante esfuerzo llevado a cabo por el sector en los últimos años y que ha supuesto la reducción del número de embarcaciones.

En la propuesta se hace constar que la aplicación del plan implicará la perdida de puestos de trabajo, desde el momento que habrá tripulantes que no quieran continuar en el sector si no se les garantiza los días mínimos de pesca que poder contar con un ingresos adecuados. También los armadores verán mermar sus rendimientos económicos si se les reduce los días de pesca.

Esta reducción ya ha llevado a parte de la flota andaluza a manifestarse, como es el caso de la de Almería y Granada. Por lo que respecta a la malagueña, el sector quiere llevar a acabo también alguna acción para expresar su rechazo al entender que está en juego su viabilidad. En la provincia se dedican a la pesca de arrastre unas 36 embarcaciones en los cinco puertos pesqueros malagueños (Estepona, Marbella, Fuengirola, Málaga y Caleta de Vélez).

El plan de gestión que regula la pesca de arrastre en el Mediterráneo Occidental persigue la recuperación de especies como la merluza europea, gamba blanca, cigala, salmonete de fango, gamba roja del Mediterráneo y langostino moruno.

In this article



Modas Sole

Tu tienda de ropa y complementos para toda la familia en El Borge

calle Puente, 5 - El Borge