Paula Dapena, la futbolista que se negó a guardar un minuto de silencio por Maradona

La jugadora gallega, se negó a guardar ese minuto de silencio por «un hombre que pegó a una mujer», según El Confidencial. 

Paula Dapena se define como apasionada del fútbol. El pasado sábado 28 de noviembre viajó hasta Abegondo para disputar un partido amistoso frente al Deportivo Abanca, sección femenina del Deportivo de la Coruña de la Liga Iberdrola. Esta pontevedresa forma parte del club Viajes EntreRías Fútbol Femenino, equipo de Primera Nacional, y no conocía que un simple gesto iba a convertirla en noticia. Como prácticamente medio planeta durante los últimos días, la muerte de Diego Armando Maradona era la conversación de todos los corrillos. La Federación Española de Fútbol avisó de que, en todos los encuentros que se disputaran ese fin de semana, se cumpliría un minuto de silencio por el 10 argentino. “Yo no voy a hacerlo”, advirtió Paula a algunas compañeras con las que viajaba.



La imagen pronto corrió como la pólvora en las redes sociales. Una jugadora de fútbol había decidido no secundar el minuto de silencio previo al partido, sentándose en el suelo y dada la vuelta. Paula Dapena estar algo impresionada por la repercusión de su gesto, pero nada arrepentida. “Empecé a jugar con cinco años al fútbol, como cualquier futbolista tengo mis referentes. Tengo 24 años, sí que conozco el fútbol de Maradona, Ronaldinho, Zidane y de muchos otros que se retiraron. Todos tienen sus habilidades y trayectorias”, explica nada más coger el teléfono.

Paula se defiende de los que tachan su protesta como irrespetuosa: “Lo primero, faltar al respeto no creo que lo haya hecho, no hice nada, me senté en el suelo y me callé. Podría haber gritado y romper el minuto, pero he respetado a todo el mundo que quisiera hacerlo”. “Hace nada se celebró el 25N y por las mujeres víctimas de la violencia machista no se ha guardado ningún minuto de silencio en los partidos. ¿Por qué tengo que guardar un minuto por un maltratador y no por esas víctimas?”, pregunta en alto la futbolista.

La repercusión de su gesto alcanza unas cuotas que no se imaginaba, pese a todo, Paula tiene claro que contestar cuando se le cuestiona si volvería a repetirlo, aún conociendo qué iba a pasar: “Sí, por supuesto. No hacerlo iría en contra de todo por lo que lucho”. El partido -amistoso y frente a un equipo de la máxima categoría- tuvo un contundente resultado, perdieron 10-0, una extraña coincidencia con el icónico dorsal de Maradona.

 

In this article