Marta, la torreña de OT 2018: “Me costó varias semanas ser yo misma y encontrar mi sitio dentro de la Academia”

En junio de este mismo año Marta era una alumna de instituto que se enfrentaba a la selectividad, unos meses después ha vuelto a Málaga como la séptima clasificada del ‘talent show’ musical más importante de nuestro país. Quedamos con ella en una cafetería de Torre del Mar en uno de los pocos huecos que tiene en una agenda absolutamente apabullante.

Viene arropada por su familia, que ha tenido también un papel muy visible en esta edición de Operación Triunfo. Unas horas después de esta entrevista se emitiría el especial de Navidad del concurso; a la mañana siguiente, al amanecer, cogerá un vuelo para cantar en el Palau Sant Jordi junto a sus compañeros; en unos días empezarán los ensayos para la gira con la que recorrerá España junto a los demás triunfitos, entrevista de DIARIO SUR. 

Frente a frente, Marta parece aún más adolescente que en la televisión, pero su actitud es madura y sensata, extremadamente sosegada si tenemos en cuenta en todo lo que se ha visto envuelta.

En pocos meses has pasado a ser una alumna de instituto a ser la séptima clasificada de Operación Triunfo, ¿cómo digiere eso una chica tan joven?

Yo pensaba que iba a ser algo más complicado de asimilar, pero ha sido todo muy natural. No me lo esperaba así. Poco a poco, desde el ‘casting’ hasta la expulsión, hemos tenido que ir superando retos, por lo que ha sido muy progresivo. La salida al exterior ha sido más chocante, pero todo me ha ido viniendo de una forma muy natural. Me fui haciendo a la idea, sobre todo, desde que salimos a las firmas de discos.

Te llamas Marta Sánchez, por lo que va a ser imposible que mantengas tu nombre original. A veces te has presentado como Marta Sango, ¿qué vas a hacer con tu nombre artístico?

Es un tema que me agobia un poco. Quiero buscar una imagen personal, y no me decido. Tengo que buscar un nombre artístico y estoy abierta a sugerencias. Soy una persona muy indecisa, para cualquier cosa que me marque para siempre me lo pienso muchísimo… y esta es una decisión importante.

Has sido de las concursantes con menos críticas negativas en las redes y de las que más cariño ha levantado, ¿a qué crees que se debe?

No me esperaba ese apoyo y ese cariño, me ha sorprendido muchísimo. Yo me esperaba que hubiese mucho más ‘hate’ hacia mí. Y lo tenía muy presente mientras estaba en la academia. Cada vez que desafinaba una nota pensaba «madre mía, fuera me tienen que estar poniendo verde» pero cuando salí vi que todo el mundo había sido muy cariñoso conmigo. Me ha costado muchísimo encontrar comentarios malos. No sé a qué se debe. He tenido suerte en ese aspecto.

Tu imagen en el concurso ha ido in crescendo: empezaste con un perfil muy discreto pero poco a poco te fuiste viniendo arriba y la gente empezó a cogerte un cariño enorme.

Yo lo noté desde dentro también. Al principio estaba muy cohibida. Te tienes que acostumbrar a estar rodeada de cámaras, que no es fácil. No acababa de encontrar mi lugar en la academia y me sentía algo aislada… pero yo tenía que hacer un trabajo personal y necesitaba tiempo. Al principio no era yo misma, necesité cuatro o cinco semanas para encontrar mi sitio, y fue al soltarme cuando empecé a sentirme más querida entre la gente.

Has conseguido expulsar a tres concursantes que son muy queridos fuera: Damion, Marilia y María. ¿Cuál de estas tres victorias te sorprendió más?

La de María. Ella es una persona muy popular y tiene mucho apoyo fuera. No me esperaba salvarme de ese duelo. Yo desde dentro pensaba: «A la gente le tiene que encantar María». Me quedé en shock. Pero en la academia no puedes quedarte atascado en algo, y tienes que adaptarte rápidamente al siguiente reto que te propongan.

Salvo ‘Superstar’ de Jamelia, que es de 2003, todas las canciones que tú misma has elegido tienen tres décadas de antigüedad, ¿de dónde le viene esta cultura musical a una chica tan joven como tú?

De mis padres. Si no fuera por ellos no sé si habría tenido esta curiosidad por la música de otras épocas. Ellos simplemente ponían en casa la música de su época, la que les gustaba, y yo siempre disfruté ese sonido. Los hits de los ochenta me llenan mucho más que cualquier canción que se pueda poner de moda ahora. Estos días estoy escuchando mucho a Camilo Sesto.

¿Y qué artistas de la música actual te interesan?

Escucho cosas muy diversas: Coldplay, U2, Diana Navarro, Justin Timberlake, Bruno Mars…

Mientras que algunos de tus compañeros tienen un estilo muy definido, con respecto a ti tenemos la duda de qué estilo musical desarrollarás en tu carrera, ¿qué tipo de música te gustaría hacer en el futuro?

Me gustaría no encasillarme en un estilo comercial, aunque entiendo que es fácil caer en eso. Me gustaría mucho experimentar con sonidos que hagan referencia al tipo de música que yo escucho. Tengo que explorar. Necesito gente que me ayude. Tengo 18 años y aún no he compuesto ni producido música. Pero sé que lo que saque será porque a mí me guste y que hará referencia a la música que a mí me gusta.

Ese proceso de búsqueda artística está vinculado con la formación, ¿no?

Yo desde pequeña he hecho guitarra, he estado en coros, tengo un grupo a capela, he estudiado flamenco y hasta un poco de ballet… Nunca he estudiado música, pero siempre he practicado mucho. Por eso mi estancia en el concurso ha sido tan valiosa para mí. Lo que allí he aprendido en tan poco tiempo habría sido imposible en cualquier otro sitio. Si comparo lo que sé ahora con mi ‘casting’ final veo una evolución enorme.

¿Qué clase te ha aportado más como artista?

Las clases de Mamen Márquez. Técnicamente me ha ayudado muchísimo. Ahora conozco muy bien mi aparato fonador. Aunque todos los profesores se han portado genial con nosotros y han sido muy cariñosos.

¿Qué estarías haciendo ahora si no hubieses entrado en OT?

¿Hoy? Estaría esperando a que emitiesen la gala de navidad, que yo soy muy fan del programa, jajaja. Estaría estudiando Artes Escénicas en Málaga, ya tenía hasta la matrícula pagada. Unos días antes de la gala 0 les llamé para avisarles de que a lo mejor entraba en el programa.

Esta edición has sido una de las concursantes que se ha mostrado más participativa y ha creado mejor ambiente en la academia pero, aún así, eso no ha servido para que los compañeros o los profesores te salvasen en ninguna de las ocasiones en las que estuviste propuesta para abandonar la academia, ¿te dolió más que no te salvasen tus compañeros o tus profesores?

Ambas cosas me han dolido por igual. Ahora lo veo desde la perspectiva y pienso que es un programa, un juego. Pero sí es que es verdad que es doloroso. Que te salvasen era sinónimo de que habías trabajado y que no te merecías la nominación. Cuando no me salvaban me decía a mí misma «¿pensarán que no estoy trabajando lo suficiente?». Respecto a mis compañeros, igual. En ese momento eran como mi familia y yo con ellos estoy genial, pero el «momento pizarra» es complicado. Pero, aún así, es doloroso, claro.

¿Cómo ha sido estar incomunicada tres meses?

Ahora que estoy con el móvil a tope pienso en ello y lo echo de menos. Pero desde dentro se lleva mal, sobre todo por no saber nada de tus seres queridos. Tú estás muy expuesta y viviendo cosas muy intensas, pero no puedes explicar nada a tus seres queridos.

Siendo tú tan estilosa y tan moderna, y teniendo un estilo tan personal, ¿cómo te sentías cuando, gala tras gala, tenías que llevar esos looks tan cuestionables que tantos comentarios han suscitado?

¡Esos looks los elegía yo! Me mostraban varias cosas y yo elegía. Yo fui quien eligió hasta «el traje de Señorita Rottenmeier», jajaja.

¿Qué canción (de los 80) habrías cantado en la final?

‘Still loving you’ de Scorpions. O ‘Kissing a fool’ de George Michael.

¿Te sorprendió la victoria de Famous?

Sí. Desde dentro veíamos mucho apoyo hacia Alba porque siempre estaba entre las favoritas. Yo pensaba que ganaría Natalia desde que el jurado le dio los cuatro dieces. Cualquier habría sido buen merecedor del puesto.

¿A quién veías como ganador al principio del programa?

A Noelia. Compartíamos habitación desde el principio y, desde que se despertaba, podía cantar como si llevase tres horas calentando. Desde flamenco hasta Whitney Houston. Yo me decía «¿para qué estamos aquí los demás si esta chica puede cantarlo todo?».

Sería genial veros haciendo un dúo en el concierto de la gira que se hará en Málaga el 6 de julio. ¿Qué canciones te gustaría cantar en la gira?

Me encantaría volver a cantar ‘September’ con Famous o ‘Tainted love’ con Natalia. En solitario me gustaría poder cantar ‘Leave me alone’ de Michael Jackson.

¿Qué te parece la canción que el programa te ha ofrecido para la preselección eurovisiva?

Me gusta la canción, pero no termino de encajarla en mi estilo. No termino de encontrarle matices para hacerla mía, pero me parece una buena canción. Es una buena canción pero que no va mucho con mi estilo. Estoy viendo que tiene mucho apoyo y yo me lo voy a tomar como un reto más de Operación Triunfo.

En internet eres muy querida por ser una fábrica de memes, por tu humor absurdo y porque mucho de los fans del programa tienen la sensación de que, contigo, uno de ellos ha entrado a la academia como concursante. ¿Cómo se vive eso de haber pasado de ser fan a ser concursante?

En parte es malo porque te creas unas expectativas muy altas y te olvidas de que es un programa de televisión. Pero yo todavía no he terminado de asimilar que hace un año yo fuese a esas firmas de discos y ahora esté al otro lado. Es muy fuerte, pero aún no lo he terminado de asimilar.

¿Te has sentido apoyada por tu pueblo?

Muchísimo. Me he sentido muy querida. Ha sido un apoyo brutal. Cuando volví al pueblo y vi el cartel que cuelga a la entrada me quedé en shock. Yo me he criado en Torre del Mar y tengo un sentimiento muy grande hacia mi pueblo. Me siento muy unida y me siento muy afortunada de haber podido hacer algo por Torre del Mar.

¿Qué pueden esperar tus fans de cara al futuro?

Voy a seguir siendo yo misma porque sé que quién me sigue lo hace por mi manera de ser y porque no sería feliz no siendo yo misma. Y voy a seguir luchando por dedicarme a esto como lo llevo haciendo desde que me di cuenta de que lo mío era la música. Y todo lo que voy a crear va estar hecho desde lo que yo siento y desde lo que yo creo y desde mi personalidad. Y voy a intentar que nada me corrompa.

En este artículo



Ambizone

Creamos ambientes para tu negocio

Calle Azucarera, 1, Torre del Mar

Ambizone

Creamos ambientes para tu negocio

Calle Azucarera, 1, Torre del Mar