Mancomunidad comienza a probar en Algarrobo el uso de agua reciclada en los cultivos

La empresa Bioazul es la responsable de esta actuación financiada por el programa de la Unión Europea Horizonte 2020 y en la que colabora la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía, la empresa pública de agua Axaragua, el Ayuntamiento de Algarrobo y la Comunidad de Regantes de este municipio. El objetivo es certificar a través de los estudios científicos la reutilización de aguas residuales de forma segura y económica en la producción agrícola.

El presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía, Gregorio Campos, el vicepresidente Juan Peñas, los consejeros de la empresa pública Axaragua, Raúl Peña y José María Jiménez y el alcalde de Algarrobo, Alberto Pérez han visitado esta mañana la estación depuradora de aguas residuales de Algarrobo donde se están desarrollando el proyecto Richwater. Una actuación que ha puesto en marcha la empresa Bioazul gracias al programa de la Unión Europea Horizonte 2020 con la que se trata de aplicar y dar salida al mercado de una tecnología de tratamiento y regeneración de aguas residuales para uso agrícola.

Antonia Lorenzo, gerente y responsable de proyectos I + D de Bioazul y Rafael Casielles, gestor senior de proyectos de I + D y coordinador del proyecto Richwater, han explicado en qué consiste esta actuación cuya fase de experimentación acaba de iniciarse tras la instalación de la tecnología. Remedios Romero, investigadora del Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora, ha sido la encargada de explicar en qué está consistiendo el estudio agronómico con el que se pretende demostrar científicamente los efectos que tiene tanto en el suelo como en los cultivos el riego con agua regenerada.

“Llevamos ya un año desde que se iniciara este interesante e innovador proyecto en la comarca de la Axarquía para avanzar sobre la regeneración del agua y su uso agrícola. Somos consientes del déficit de recursos hídricos que tenemos y de los problemas que ellos supone a la hora de abastecer el riego de los cultivos. Con este tipo de soluciones estamos tratando de dar respuesta a nuestros agricultores para apoyar y potenciar el sector es uno de los principales motores económicos de nuestra comarca”, ha manifestado Campos quien ha valorado positivamente “la colaboración iniciada entre instituciones públicas, empresas privadas y el sector agrícola”.

Por su parte, el consejero de Axaragua, Raúl Peña ha hecho hincapié “en la importancia de este proyecto” y en el trabajo “constante y excelente” se está haciendo desde la empresa pública de aguas dependiente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía, “Desde Axaragua llevamos años desarrollando un estudio sobre la utilización de aguas recicladas en el mango con unos resultados muy buenos. Hay que concienciar a los vecinos que las aguas de nuestro litoral tienen una calidad excelente y esta garantía está avalada por todas las plantas de depuración que tenemos en la comarca”, ha destacado.

El alcalde de Algarrobo, cuyo municipio ha cedido a la empresa Bioazul una parcela junto a la depuradora para el desarrollo del proyecto, ha indicado que “actuaciones como ésta son de vital importancia sobre todo en zonas eminentemente agrícola como la Axarquía donde además el clima castiga a la población por la escasez de recursos hídricos”.

Casielles ha explicado que la tecnología Richwater se basa en una mejora del sistema Treat&Use, un proyecto de investigación europeo cuyo objetivo es la reutilización de aguas residuales de forma segura y económica en la producción agrícola. Los objetivos de éste es demostrar la viabilidad de este sistema modular “con un efluente libre de patógenos y rico en nutrientes para una aplicación directa en una producción hortofrutícola en una región con escasez de agua como la Axarquía”. Además, según ha indicado se trata de “superar las barreras de entrada al mercado a través de la estandarización y certificación de los módulos de Richwater”.

Durante el estudio también se valorarán los beneficios y riesgos potenciales para el medio ambiente y la salud humana; garantizar que los cultivos regados con agua regenerada cumplen con los estándares de calidad demandado por los agricultores y consumidores finales; reducir los impactos medioambientales de las aguas residuales no tratadas; disminuir el consumo de agua dulce y fertilizantes en áreas de escasez de agua del Mediterráneo así como conseguir bajos costes energéticos para el tratamiento y la regeneración de agua.

La tecnología Richawater está formada por la acción complementaria de cuatro módulos: tratamiento de aguas residuales que consta de un sistema MBR de tratamiento de agua de bajo coste y un sistema de desinfección; la unidad de control y monitoriazación formada con sensores que analizan la cantidad de humedad y concentración de nutrientes; la estación de mezcla que obtiene la combinación adecuada de agua dulce y tratada proveniente del MBR; y por último, la estación de fertirrigación que consiste en un sistema de riego por goteo integrado en el sistema Richwater.

En esta fase de experimentación en la que se están utilizando plantones de subtropicales y tomates se realizarán comparativas con agua regenerada, con la que no lo es y con el 50 por ciento de cada una.

Con respecto al estudio agronómico, Romero ha comentado que se analizará la composición del agua, a la salida de los goteros y sistemas de derenaje así como de las los tejidos de las plantas. También habrá ensayos en terrenos sin plantaciones para ver la composición del suelo, y se analizarán raíces, hojas y sabia. El objetivo último es conocer la calidad del cultivo teniendo en cuenta además de sus parámetros nutritivos y sanitarios, otros como el tamaño o sabor.

La Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía, a través de la empresa pública de agua Axaragua, colabora con la cesión diaria de 150 metros cúbicos de agua de la estación depuradora de Algarrobo para este tratamiento experimental. También colabora la Comunidad de Regantes de Algarrobo.

Este proyecto de innovación desarrollado en el marco europeo de I+D+I está integrado por seis socios y hay cuatro países representados. También incluye un programa piloto del proceso de verificación ambiental así como certificaciones de calidad.

El proyecto comenzó en febrero de 2016, aunque no fue hasta junio de ese año cuando se inició a instalar la tecnología. La fecha de duración es de 24 meses.

A la visita para conocer el proyecto Richwwater también ha acudido la parlamentaria socialista y miembro de la comisión de Agricultura y Pesca, Mari Nieves; el alcalde de Almáchar, José Gámez, el presidente de la Asociación Española de Tropicales, José Linares; el director del Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora, Enrique Moriones; y miembros de la Comunidad de Regantes de Algarrobo, entre otros.

En este artículo



Limpiezas a domicilio Ecowash

Cien por cien limpieza, cero por ciento consumo de agua. Soluciones personalizadas

Torre del Mar

Bar Tulum Beach

Espectaculares cafés y cócteles frente al mar en la hermosa playa de Rincón

Paseo Marítimo Virgen del Carmen, 125, 29730 Rincón de la Victoria, Málaga