Los autónomos piden al Gobierno que cambie la tarifa plana por un sistema de tramos

Dos de los colectivos, UPTA y UATAE, dicen que no ha funcionado y es «injusta», aunque la mayoritaria, ATA, está a favor.

Dos de las principales asociaciones de trabajadores autónomos, UPTA y UATAE, han pedido una reunión con el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, para plantearle en persona lo que ya le han pedido por escrito, eliminar el actual sistema de tarifa plana del que se benefician las personas que se lanzan a crear una empresa y sustituirlo por un sistema de tramos que tenga en cuenta los ingresos reales para, en función de ellos, fijar los impuestos que deben pagar.



No es la primera vez que el Gobierno de Pedro Sánchez escucha esta idea. Estas dos organizaciones ya trasladaron en su mandato anterior su petición en contra de una tarifa plana que, por el contrario, la organización mayoritaria, de la CEOE, ATA, no ve con malos ojos.

Según el modelo actual, las personas que se lanzan al trabajo autónomo pagan una cuota reducida a la Seguridad Social –a partir de unos 64 euros mensuales– durante dos años, aunque algunas comunidades autónomas como Andalucía y Madrid amplían esta bonificación por más tiempo. Para ATA, este sistema es mejor que una ayuda a fondo perdido a los autónomos, pero para las otras dos organizaciones y para el Ministerio de Trabajo los resultados dejan mucho que desear. Según datos del Gobierno, queda demostrado que en la mayoría de los casos el –entorno al 86%–, los autónomos abandonan su actividad independiente pasado el plazo de la tarifa plana, cuando tienen que cotizar con normalidad.

Desde un aparejador a una tienda de golosinas

Por el camino, en UPTA y UATA señalan que durante ese tiempo una tarifa plana reducida para todos autónomos es «injusta» porque se aplica por igual a trabajadores sean cuales sean sus ingresos reales. «Es tan injusta que se pueden adherir a ella desde aparejador técnico al alguien con una tienda de golosinas», dice Eduardo Abad, presidente de UPTA. «No ha ayudado a las personas que más lo necesitaban», apunta María José Aramburu, de UATAE, que no excluye que no tenga que haber una tarifa «muy reducida»

Por eso, la solución que proponen estas dos organizaciones es pasar a un sistema de cotización en función a ingresos reales, que en su tramo más bajo tenga o una tarifa plana como la que existe o una «tarifa muy reducida», para ingresos reales menores a 12.000 euros anuales.

A partir de ahí, se iniciaría una progresión desde ingresos desde el salario mínimo a 30.000 euros en el que el autónomo podría elegir entre cotizar la base mínima o la máxima, hasta un último escalón, entre 50.000 y 60.000 en el que, por el incremento sucesivo, la base mínima de cotización casi se duplicaría.

Reunión con Escrivá         

Esta no es la primera vez que colectivos de autónomos piden una modificación del sistema actual. Pero con el nuevo Gobierno ha llegado el momento de proponérselo al nuevo ministro de Seguridad Social. Ya lo han hecho por escrito y ahora esperan una reunión con Escrivá para que no empiece a pesar el tiempo sin que se siga abordando esta cuestión.

Quienes defienden un sistema nuevo tiene como aliada a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que la semana pasada también señaló que la tarifa plana no ha funcionado. Pero la competencia es de Escrivá que, frente a la velocidad de crucero que ha puesto Díaz, aún está en fase de «analizar» y «evaluar» las medidas que están puestas en marcha antes de tomar una decisión sobre si es necesario cambiarlas.

En su departamento, aseguran que Escrivá tiene previsto reunirse con las organizaciones de autónomos, pero de momento no fijan una fecha. Por ahora, todo se queda como está, apuntan, también en relación con los efectos de la subida del salario mínimo sobre las bases de cotización de los autónomos, que en 2018 pactaron su congelación con el Gobierno.

El alza del SMI no prevé tocar cotización de los autónomos

El Consejo de Ministros aprobará este martes la subida del salario mínimo a 950 euros, que las empresas deberán aplicar desde el 1 de enero y también aumentar las bases de cotización.

Pero no está previsto que suban para los autónomos como consecuencia de los 50 euros más de salario mínimo. La semana pasada, en la reunión preparatoria este tema no se trató, por lo que lo previsto es que se mantengan congeladas como se acordó en 2018.

En este artículo



Cash Now!!!

Cerrado para frenar el coronavirus. Nosotros también nos quedamos en casa

{

Cash Now!!!

Cerrado para frenar el coronavirus. Nosotros también nos quedamos en casa

{