Las multas por fumar a menos de dos metros de distancia irán de los 100 a los 3.000 euros

Esta medida de protección contra la Covid-19 que entró en vigor ayer afectará también a los locales que permitan este comportamiento, informa Diario Sur.

Como ya está ocurriendo con aquellos que no usan la mascarilla por la calle, fumar a menos de dos metros de otra persona no va a salir gratis: en concreto, entre 100 y 3.000 euros atendiendo a la nueva normativa de sanciones de la Junta de Andalucía relacionadas con la situación de la pandemia.



La prohibición de fumar cerca de otras personas por la afectación del humo a un posible contagio entró en vigor ayer en toda Andalucía, aunque las dudas siguen sobre la mesa tanto de los propietarios de los locales como de los ciudadanos en general. Según el decreto publicado en el BOJA, «no se podrá fumar en la vía pública o en espacios al aire libre cuando no se pueda respetar una distancia mínima interpersonal de, al menos, dos metros». Sobre esto matizan que esta limitación será aplicable también para el uso de cualquier otro dispositivo de inhalación de tabaco, pipas de agua, cachimbas o asimilados, incluidos cigarrillos electrónicos o vapeo.

Pero, ¿quién debe asumir las sanciones en caso de que se produzca en la terraza de un bar? Según fuentes oficiales consultadas por SUR, tanto el fumador como el local (en caso de que se permita esta actitud) son responsables y por tanto las sanciones irían en ambos sentidos. En cuanto a los locales, eso sí, matizan que dicha responsabilidad no afectaría si es el propio negocio el que denunciara que un cliente se niega a apagar un cigarro.

Aunque en la primera jornada de la prohibición se siguieron viendo las mismas escenas en las terrazas, las sanciones podrían alcanzar desde los 100 a los 3.000 euros. Esta multa ya forma parte de la nueva normativa de sanciones, que impone esta cantidad pecuniaria en caso de incumplimientos que puedan suponer, directa o indirectamente, «un riesgo o un daño leve para la salud de la población por culpa de aquellos que produzcan un riesgo de contagio de menos de 15 personas».

Sin embargo, desde la Consejería de Salud recuerdan que a pesar de que se ha centrado en el consumo de tabaco en las terrazas de los locales, esta norma se refiere a toda la vía pública y en espacios al aire libre. Esto quiere decir que las sanciones –al igual que ya ocurren con las mascarillas– se podrían producir en otros espacios que no sean bares y restaurantes. De momento, no ha trascendido cuántas sanciones se impusieron en Málaga en la primera jornada, aunque como en casos anteriores la policía se había dedicado más a avisar que a multar.

La hostelería, afectada

Aunque la prohibición de fumar a menos de dos metros de distancia es lo más relevante del decreto de nuevas medidas contra la Covid-19, no es lo único que afectará a los ciudadanos. Desde ayer los establecimientos de hostelería no podrán superar el 75% de aforo máximo para consumo en el interior del local, salvo los establecimientos especiales de hostelería con música definidos que no podrán superar el 60% de su aforo, si bien, en el supuesto que se dediquen exclusivamente al consumo de bebidas, no tendrán autorizada su apertura.

Aún así, el consumo podrá realizarse en la barra o sentado en una mesa, o agrupaciones de mesas, con una distancia mínima de 1,5 metros y una ocupación máxima de diez personas por mesa o agrupación de mesas. De todo ello, lo que menos convence a los hosteleros es que para estos establecimientos se ha establecido la una de la mañana como horario máximo de cierre, sin que puedan admitirse nuevos clientes a partir de las doce de la noche. A pesar de ello, las autoridades sanitarias recomiendan la limitación de los encuentros sociales fuera del grupo de convivencia estable y que estos encuentros sociales se limiten a un máximo de diez personas.

El ocio nocturno pide ayudas públicas para evitar la desaparición del sector tras el cierre obligado

La nueva normativa que entró en vigor ayer en toda Andalucía afecta a toda la hostelería, aunque especialmente al sector del ocio nocturno al prohibir su apertura de forma indefinida.

El portavoz de la asociación Málaga de Noche y vicepresidente regional de la Andalucía de Noche, Juan Rambla, recordó ayer que desde hace varias semanas llevaban pidiendo el cierre de sus negocios ante «la imposibilidad de trabajar» con las restricciones impuestas a finales de abril. Aún así, Rambla insistió en que entonces realizaron esa petición para poder pactar ayudas, aunque finalmente se ha hecho sin contar con ellos. «Si no nos ayudan, si no se sientan con nosotros, esto va a implicar la desaparición de buena parte del sector», argumentó el portavoz de las discotecas, que pidió a las administraciones que cubran «al menos» los gastos de alquiler y otros como la luz, el agua, la alarma y la totalidad de los seguros sociales. «Entendemos que si el Gobierno no nos permite abrir nos tienen que cubrir los seguros sociales», reiteró el empresario de la noche.

Aún así Rambla insistió en que ellos son los que más medidas han puesto en marcha en este tiempo. «Todo eso para nada, para tirarlo a la basura. Aunque no nos ha sorprendido porque se está criminalizando al ocio nocturno desde todos los ámbitos», sentenció.

In this article



Neumáticos Merino

Descubre en Neumáticos Merino la tecnología MICHELIN Ultraflex.

calle Salvador Dalí, 15, Vélez-Málaga

Neumáticos Merino

Descubre en Neumáticos Merino la tecnología MICHELIN Ultraflex.

calle Salvador Dalí, 15, Vélez-Málaga