La Policía Nacional detiene en Málaga a los miembros de un grupo criminal dedicado a la ocupación de inmuebles para su posterior comercialización

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de la operación Recre, han desarticulado un grupo criminal dedicado a la ocupación de inmuebles en la provincia de Málaga para su posterior venta o alquiler. Durante la investigación han resultado detenidos tres miembros de la red, dos mujeres y un hombre, todos ellos españoles y de edades comprendidas entre los 29 y 32 años, imputados por los delitos de pertenencia a grupo organizado y robo con fuerza.

 



Inicio de la investigación

El hecho que dio origen a la investigación fue denunciado en el mes de febrero, cuando la víctima sorprendió a varias personas tratando de forzar la puerta de su domicilio mientras ella se encontraba en su interior. Ante estos hechos, agentes del Grupo de Robos de la Comisaría Provincial de Málaga iniciaron las averiguaciones oportunas para identificar a los individuos implicados, determinar el modus operandi empleado, así como el ámbito de actuación de los mismos.

Tenían claramente establecidas sus funciones dentro de la red

Las pesquisas permitieron comprobar que tras los hechos se encontraban varias personas, tres mujeres y un varón, dedicados, principalmente, a la ocupación de viviendas –normalmente pertenecientes a entidades bancarias- para su posterior venta o alquiler a terceros.

Cada miembro tenía determinado un rol dentro de la organización. Por un lado estaría el “falso agente inmobiliario” al que acudían los clientes manifestado sus preferencias en cuanto a tipo de residencia y zona requerida. Este miembro trasladaba la demanda a los responsables de localizar los inmuebles, quienes utilizaban portales inmobiliarios de internet para localizar las propiedades, personándose, posteriormente, en el lugar para comprobar que las mismas se hallaban desocupadas. En ese momento intervenía otro de los miembros, un cerrajero profesional, que actuaba de manera ilícita y valiéndose de sus conocimientos, para la apertura del domicilio y el cambio de la cerradura. En alguna ocasión, llegaron a sustraer efectos de valor del interior de las viviendas que se encontraban habitadas y no eran susceptibles de ocupación. Finalmente, entregaban las llaves a los supuestos clientes, que abonaban entre 600 y 1000 euros, dependiendo de las condiciones de la vivienda.

La explotación de la operación se llevó a cabo el pasado lunes, día cinco, procediéndose a la detención de tres de los miembros del grupo delincuencial, a los que se les imputa delitos de pertenencia a grupo organizado y robo con fuerza.

Las diligencias policiales fueran puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número TRECE de Málaga.

In this article



Frutería Ana Mari

¡La fruta y verdura de verdad!

Calle Alcalde Manuel Reyna, 8; Vélez-Málaga