La Junta destina 5,2 millones en los próximos dos años a Andalucía Orienta en Málaga

Abierto el plazo hasta el 9 de noviembre para las entidades que quieran presentarse a esta nueva convocatoria de ayudas.

La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo a través del Servicio Andaluz de Empleo destinará 5.239.400 euros para respaldar la puesta en marcha de los programas de orientación profesional y acompañamiento a la inserción laboral de la `Red Andalucía Orienta´.  A esta cuantía se le sumarán las unidades de  carácter multiprovincial que tengan presencia en la provincia malagueña.  “La convocatoria de estas ayudas, permitirá la atención de unos  50.000 desempleados que serán atendidos por un total de 155 profesionales técnicos” son los datos que ha presentado la delegada territorial de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo Carmen Sánchez Sierra durante su visita a la Unidad Andalucía Orienta de Cártama,  acompañada por el alcalde del municipio, Jorge Gallardo.  Durante su  visita ha recordado que las entidades interesadas podrán presentar sus solicitudes hasta el 9 de noviembre.



Esta convocatoria, en régimen de concurrencia competitiva, según ha explicado Sánchez Sierra,  está abierta a las entidades sin ánimo de lucro, corporaciones locales, universidades y otras entidades de derecho público, y “permite dar continuidad a la prestación del servicio de orientación que están en funcionamiento al amparo de las convocatorias 2028 y 2019 de estos programas cuyo período de ejecución finaliza el próximo 26 de diciembre”.

Con un total de 46 millones de euros para Andalucía, se financiará el funcionamiento de las unidades de orientación que gestionan las entidades colaboradoras de la red, actualmente 283 en la región, a las que se suman las 174 propias de la Administración Autonómica.  En el caso de Málaga, “contamos actualmente con 45 entidades colaboradoras y 20 propias del Servicio Andaluz de Empleo.  En ellas se prestan servicios de asesoramiento y acompañamiento intensivo en el proceso de búsqueda de empleo, a través de itinerarios personalizados de inserción ha explicado la delegada Carmen sánchez subrayando que este modelo “garantiza la atención y el seguimiento individualizado de las personas participantes, así como la derivación a otras políticas de empleo para facilitar la adquisición de competencias profesionales”

Estas  ayudas, según señala Sánchez Sierra,  respaldan proyectos de 14 meses de duración cubriendo los costes salariales y de Seguridad Social de los 884 técnicos andaluces que trabajan en las entidades colaboradoras andaluzas, de los que  155 pertenecen a  Málaga,  con cuantías de hasta 32.135,39 euros por año y profesional para titulados superiores y de 26.474,72 en el caso de personas con titulación de Formación Profesional. También financian la contratación de personal de apoyo administrativo, con una cuantía máxima de 22.494,78 euros por año y trabajador. “En ambos casos, el servicio prestado deberá ser a jornada completa” ha precisado la titular de Empleo a lo que ha añadido que las ayudas para otros gastos generales “podrán alcanzar hasta un 25% de la cantidad concedida en relación con los costes salariales”.

Distribución de técnicos en Málaga

Según Carmen Sánchez, la distribución de técnicos ha dado prioridad a los destinados a atender a desempleados en general (120 técnicos), así como 22 técnicos  destinados a orientación de personas que sufren algún tipo de discapacidad física o psíquica  (12 técnicos en caso discapacidad física u orgánica, 7 en caso de personas con discapacidad intelectual o psíquica y 3 técnicos para discapacidad sensorial) y 13 para atender a desempleados en riesgo de exclusión social.

La red Andalucía Orienta está compuesta de unidades de orientación distribuidas por las ocho provincias andaluzas, desde las que se gestionan los programas de orientación y acompañamiento a la inserción laboral, teniendo como marco de procedimiento el Itinerario Personalizado de Inserción. Las unidades se componen de un equipo técnico específico para cada programa, pudiendo también contar con personal de apoyo, y están dirigidas a la atención de personas desempleadas en general o a colectivos con necesidades especiales, como personas en riesgo de exclusión o personas con discapacidad. Dentro de las unidades dirigidas a personas con discapacidad las hay especializadas en la atención a los distintos tipos de discapacidad: física u orgánica, sensorial e intelectual y psíquica.

 

In this article