La familia del pescador de Caleta desaparecido en Alborán pide fondos para sufragar el rescate

Lo llevaría a cabo la empresa almeriense Azul y Verde, especializada en el rescate de barcos hundidos, pero necesitan 105.127 euros.

Cuatro meses después del hundimiento del ‘Nuevo Rafael’ a 14 millas de la isla de Alborán, la familia de Mohamed El Maimouni sigue sin poder recuperar su cuerpo. La embarcación de arrastre, con base en el puerto de Caleta de Vélez, naufragó y él fue el único integrante de la tripulación que no pudo ser rescatado, ya que se salvaron tres de sus compañeros. Después de recoger más de 6.500 firmas, de protagonizar manifestaciones y concentraciones, «nos sentimos abandonados por las autoridades», se quejó la primogénita, Fátima, de 24 años, en declaraciones a SUR.



«No podemos tramitar ninguna pensión de viudedad ni de orfandad para mis hermanos pequeños, porque oficialmente nuestro padre consta todavía como desaparecido», explicó Fátima, quien lamentó que la Subdelegación del Gobierno central en Málaga les ha explicado por carta que la búsqueda de su padre «es muy compleja». «Por no decirnos que es cara, y que no les da ningún rédito político», expresó Fátima.

Ante esta situación, han contactado con la empresa almeriense Azul y Verde, especializada en este tipo de rescate de barcos hundidos. «Primero nos dieron un presupuesto de trabajo de un mes, que eran 350.000 euros, algo totalmente inasumible para nosotros, luego nos lo han concretado a una semana, que son 105.127 euros, una cantidad de la que tampoco disponemos«, dijo la mayor de seis hermanos.

Según informa SUR, han abierto una cuenta a nombre de la empresa almeriense, «para que la gente no piense que el dinero es para nosotros», matizó. «Pedimos la ayuda de todos los marineros de este país. Sabemos que todos estáis pasando momentos duros debido a la pandemia y a las dificultades laborales que se presentan, pero queremos dar sepultura digna a nuestro padre y el tiempo corre en nuestra contra«, aseguró la hija mayor de Mohamed.

Según explicó Fátima, la empresa almeriense les ha concretado, a partir de las coordinadas de la radiobaliza, que el pecio se encuentra a unos 200 metros de profundidad, en la ladera submarina de la isla de Alborán, una zona protegida y de gran riqueza medioambiental. «El barco es posible técnicamente llegar a él, eso nos dicen los técnicos de esta empresa, por lo que no entendemos porqué no se ponen los medios desde el Gobierno central, tienen un robot submarino, el ROV Comanche, que se ha usado en otros muchos rescates de barcos de pesca«, manifestó.

Respecto a la vía judicial, la familia del pescador de Caleta de Vélez, representada por la abogada malagueña Antonia Barba, presentó hace unas semanas una querella contra el armador del barco hundido. El juzgado ha remitido la documentación a Almería, al entender que los hechos tuvieron lugar en las aguas próximas a esta ciudad.

In this article



Carnicería Loli

Gran variedad de productos ecológicos. Hacemos toda clase de rellenos por encargo.

calle Miguel Hernández, 11a, Torre del Mar