La Cueva de Nerja, al 70% de la afluencia de visitantes de antes de la pandemia

La gruta reduce el aforo al 65% tras el paso al nivel 3 de alerta sanitaria, aunque confía en cerrar el año con 225.000 entradas

A pesar de que la quinta ola de contagios del Covid-19 parece no tener techo en Málaga, las visitas a los principales enclaves turísticos de la provincia continúan su progresiva recuperación tras el desastroso año 2020. En el caso de la Cueva de Nerja, el monumento natural más visitado en Málaga, está al 70% de las cifras previas a la pandemia, con una media de 1.500 personas diarias, con picos de hasta 2.000, según los datos facilitados a Diario Sur por la gerencia de la Fundación. La gruta ha recuperado este mes el servicio del Cuevatren, que realiza un recorrido turístico por el casco urbano y hasta el recinto de la cavidad, junto a la pedanía de Maro.



Así, a pesar de que la provincia pasó esta pasada semana a estar en el nivel 3 de alerta sanitaria fijado por la Junta de Andalucía por el aumento de los contagios, lo que ha reducido los aforos en los espacios culturales del 75 al 65%, la cavidad confía en que la tendencia positiva se mantenga en los próximos meses, e incluso se incremente. Por ello, tienen la previsión de que el año se cierre con unas 225.000 entradas vendidas, lo que supondría un descenso del 35% con respecto a las cifras de 2019. El pasado año se cerró con apenas 145.000 visitantes, lo que supuso un descenso del 70% con respecto a los datos registrados antes de la irrupción del Covid-19, informa Eugenio Cabezas.

El gerente de la Fundación, Chema Domínguez, ha explicado que las cifras que están registrando en este mes de julio «duplican a las del mismo periodo de 2020 y son un 65% de las que hubo en 2019«. «Somos moderadamente optimistas, pero tampoco queremos lanzar las campanas al vuelo, la situación sigue siendo muy, muy complicada, con muchísima incertidumbre«, ha argumentado Domínguez, quien ha destacado la «importante presencia» de turistas nacionales, así como de extranjeros de los Países Bajos, Polonia, Francia y Portugal, entre otros territorios.

2,1 millones en préstamos del ICO

«Tenemos moral de resistencia», ha apostillado respecto a la situación financiera del monumento. No en vano, ha admitido que las cuentas de la entidad, de la que son patronos las cuatro instituciones públicas (Ayuntamiento, Diputación, Junta y Gobierno central), «siguen estando en una situación muy delicada». Hasta el momento, desde que irrumpió el Covid-19, «se han suscrito préstamos con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) por un valor de 2,1 millones de euros para tener liquidez, se han suspendido las ediciones de 2020 y 2021 de los Festivales Internacionales de Música y Danza, y se han acogido a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que llegó a afectar a la mitad de la plantilla el pasado abril». «El 85% está ya fuera del ERTE y esperamos estar al 100% el próximo 1 de agosto», ha apostillado.

El gerente de la Cueva ha reconocido que la deuda financiera se ha triplicado con la pandemia, hasta los tres millones de euros y mantienen pagos pendientes con el Ayuntamiento nerjeño que rondan los 700.000 euros, ya que, según los estatutos, al Consistorio le corresponden el 10% de las entradas vendidas. «Tenemos que estudiar los aspectos jurídicos de la entidad, como reajustarnos como fundación pública de servicios para adaptarnos a una situación de pandemia como ésta, para anticiparnos a lo que pueda pasar, es necesario crear un fondo de contingencia», ha considerado Domínguez. En este sentido, las cuatro instituciones que integran la Fundación se han comprometido a hacer una aportación extraordinaria de 120.000 euros cada una, pero hasta el momento ninguna lo ha satisfecho.

In this article



Frutería Ana Mari

¡La fruta y verdura de verdad!

Calle Alcalde Manuel Reyna, 8; Vélez-Málaga

Frutería Ana Mari

¡La fruta y verdura de verdad!

Calle Alcalde Manuel Reyna, 8; Vélez-Málaga