Juzgan en Málaga a la mujer que mató a su padre e intentó volar la casa con sus sobrinos dentro

La Fiscalía pide 57 años de cárcel.

Un jurado popular tiene previsto juzgar desde este lunes a una mujer para la que la Fiscalía de Málaga pide 57 años de cárcel, al acusarla de, presuntamente, asesinar a su padre e intentar matar a su madre, a la que supuestamente golpeó; así como acabar también con la vida de tres sobrinos, al querer volar la casa con una bombona de gas, según informa 20 Minutos.



Los hechos sucedieron en julio de 2019 en Málaga capital, de madrugada. Según las conclusiones iniciales del ministerio fiscal la mujer estaba en el domicilio de sus padres con estos dos y con tres sobrinos menores de edad.

En un momento determinado, dice la acusación pública, la procesada fue a la habitación donde estaba su padre, «somnoliento viendo el televisor», y, «aprovechando dicha circunstancia de indefensión», supuestamente «le propinó varios golpes en la cabeza, llegando incluso a pisotearla una vez la víctima se encontraba en el suelo».

A consecuencia de estos, el hombre sufrió varias lesiones, «siendo la primera de ellas muy grave al ocasionarle la muerte en pocos minutos», al afectar a la médula espinal y provocar una parálisis respiratoria, señala el escrito provisional emitido por la Fiscalía malagueña.

Asimismo, según relata el fiscal, al parecer, la acusada se dirigió a su madre cuando estaba durmiendo en otra habitación y, con un cuchillo de cocina, «le apuñaló en la espalda y le golpeó con un rodillo de amasar de madera en la cabeza».

Además, presuntamente con el «mismo ánimo de acabar con la vida de los allí presentes», y, aprovechando que su madre estaba inconsciente y los tres menores estaban durmiendo, desplazó la bombona de butano que estaba en la cocina hasta el salón, donde dormían los menores.

En ese momento, «cortó la manguera que lleva al regulador, provocando así una fuga de gas que habría causado la muerte de los tres menores y de la madre», de no haber sido porque tras abandonar la acusada la vivienda, uno de los menores se despertó por el fuerte olor a gas, alertó a la abuela y todos pudieron abandonar la casa.

Según la acusación pública, la acusada padece un trastorno depresivo que le ha originado distorsiones cognitivas en la apreciación de la realidad que modifica sus capacidades cognitivas y volitivas disminuyendo de forma moderada su imputabilidad».

Así, para el fiscal se trata de un delito de asesinato, por el que pide 20 años de cárcel; otro de lesiones, por el que solicita tres años; y cuatro de tentativa de asesinato, solicitando 10 años por uno de estos y ocho años por los otros tres. Estima que concurren las circunstancias agravante de parentesco y la atenuante de alteración psíquica.

Como indemnización, la Fiscalía solicita el pago de 100.000 euros para los herederos del padre, y 1.000 euros para la madre por las lesiones; así como que se indemnice a los padres de los menores según se determine en sentencia por los daños morales ocasionados a dos de sus hijos.

In this article



Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria