Interior justifica la entrada de la Policía en una fiesta ilegal porque era un piso turístico que no «constituiría morada»

El Ministerio señala que la actuación está judicializada pero que los jóvenes no estaban alojados en la casa.

El Ministerio del Interior ha negado de nuevo este martes que la cartera que dirige Fernando Grande-Marlaska haya emitido «orden o documento alguno» en el que se den instrucciones que permitan a la Policía entrar a una vivienda en la que se está celebrando una fiesta ilegal. Sin embargo, en relación a la polémica surgida por la actuación de un grupo de agentes el pasado sábado que irrumpió en un piso donde se estaba cometiendo esta irregularidad, fuentes de Interior aseguran también que el piso al que accedieron «se trataba de un inmueble turístico en el que no estaban alojados y al que se estaba dando uso para la realización de una fiesta». Los juristas consultados por 20Minutos difieren en si esta circunstancia cambia el derecho fundamental a la inviolabilidad del domicilio recogido en el artículo 18 de la Constitución Española.



Según un portavoz de Interior, el hecho de que se tratase de un apartamento turístico tenía una consecuencia directa: que el piso «no constituiría morada». Este matiz, más allá de consideraciones sobre la actuación de la Policía, es importante porque en caso de que se considerase morada,  los agentes hubieran podido cometer un delito de allanamiento, recogido en el artículo 202.1 del Código Penal y castigado con penas de prisión de entre seis meses y dos años.

In this article