Gastos de notaría en una compraventa, ¿cuántos son y por qué son necesarios?

Uno de los movimientos más imprescindibles, y prácticamente el núcleo del sector inmobiliario es la compraventa. Cada vivienda que se transfiere de un propietario a otro, o al menos la inmensa mayoría, pasa por un proceso que implica la venta por parte de un dueño y la compra por parte de un interesado. Y, como todo en este terreno, es algo que va vinculado a una serie de gastos y costes.

Toda compraventa tiene gastos adicionales. Más allá de lo que rodea al precio de la vivienda o el inmueble, tenemos también los gastos del Registro de la Propiedad, los de los impuestos ligados a la operación o incluso los de la hipoteca para el comprador, amén de seguros y otros tantos factores.Variables que siempre se tienen en cuenta, pero en las que se suele dejar de lado algo muy importante: los gastos notaria compraventa.



Gastos notariales de compraventa, ¿por qué son tan importantes?

Los gastos de notaría a la hora de hacer una compraventa siempre se dejan atrás al hacer cuentas, y luego vienen las sorpresas de turno. Aquí lo que se pagan son los conocidos como aranceles, que no son más que los honorarios del o de los notarios implicados en dar validez a esta operación. Cifras que han quedado ya establecidas por el Estado en base a determinados factores como la región, y que no suelen superar los 1.000 euros.

Aunque, ciertamente, es algo que depende principalmente del profesional que esté implicado y del valor total de la vivienda. No es lo mismo comprar un piso valorado en 70.000 euros que un inmueble de más de 200.000 euros. Eso es algo que repercute en la escritura pública y que, por supuesto, afecta a los honorarios del notario, que variarán en base a esto.

Así, el precio de los gastos de notaría en una compraventa pueden rondar principalmente entre los 600 y los 1.000 euros. Como hemos indicado, uno de los factores determinantes de esto es el valor final del inmueble, ya que el honorario del profesional crece de forma directamente proporcional a este indicador. Consultar a varios también es buena idea ya que, al final, cada notario puede establecer sus precios, siempre y cuando sea dentro de las horquillas estipuladas para el sector.

Para entender mejor su relevancia y el porqué de esos precios, que debe asumir siempre el comprador, es importante saber cuál es la labor de la notaría en una compraventa. Por esa razón, vamos a ahondar en este aspecto detallando todo lo que hace y, sobre todo, dejando claro que su servicio siempre mira al comprador.

La labor notarial en la compraventa

¿Para qué es necesario contar con un notario en la compraventa de un inmueble? Lo cierto es que para mucho. Este experto en Derecho es el que tiene que dar fe de que la operación de compraventa se lleva a cabo siguiendo la legalidad establecida. Además de eso, también tiene que dar seguridad jurídica sobre la que establecer la hipoteca para el comprador. Tal y como dicta la Ley Hipotecaria, este producto financiero siempre debe configurar en base a un inmueble que esté inscrito en el Registro de la Propiedad, y de eso se encarga también esta figura.

Las principales funciones del notario en este sentido son, para empezar, la redacción del documento de compraventa. En este, tiene que reflejar quién es el propietario y quién va a serlo, identificando al comprador con una nota informativa procedente del Registro de la Propiedad. Por otra parte, debe contar con un certificado de la comunidad de propietarios, en caso de ser un inmueble ubicado en una, en el que quede reflejado que el vendedor ha abonado todas las cuotas pertinentes. Junto a esto, se debe acompañar la referencia catastral de la vivienda.

Junto a todo esto, el notario también tiene que resolver cualquier duda del comprador, además de asesorarle e informarle cuanto sea necesario. Esta parte tiene que estar al tanto de todas y cada una de las cláusulas del contrato y de la escritura, y hacer que las sepa es algo de lo que se responsabiliza la notaría. Para ello, el notario lee las escrituras cuantas veces sea necesario antes de la firma, estando dispuesto a recibir las interrupciones que sean por parte del comprador para dar explicaciones o hacer aclaraciones.

La labor del notario mira principalmente a la parte compradora. Tiene que ayudar al comprador en lugar de al vendedor, asegurándose de que todo es tan legal como transparente y de que ambas partes van a cumplir su cometido en la operación. Puede que su trabajo no sea 100% obligatorio al transmitir un inmueble entre propietarios, pero es altamente recomendable y prácticamente necesario. Principalmente, porque no todo el mundo tiene el conocimiento pertinente como para redactar los documentos necesarios de forma totalmente legal.



MAPFRE

Nueva oficina de MAPFRE en Vélez-Málaga para estar más cerca de ti. calle Camino Viejo de Vélez, 14

Camino Viejo de Vélez, 14, Vélez-Málaga

MAPFRE

Nueva oficina de MAPFRE en Vélez-Málaga para estar más cerca de ti. calle Camino Viejo de Vélez, 14

Camino Viejo de Vélez, 14, Vélez-Málaga