Fallece un hombre de 32 años tras sufrir un accidente de moto acuática en Torremolinos

La víctima, un ciudadano holandés que estaba en Torremolinos de vacaciones, se dio un golpe en la cabeza al caer sobre el vehículo, informa Diario Sur.

Un hombre de 32 años sufrió un accidente de moto acuática el pasado miércoles en la playa de la Carihuela. Tras el siniestro se activó un importante dispositivo sanitario y policial pero, pese a los 40 minutos de maniobras cardiorrespiratorias, los médicos solo pudieron certificar su defunción.



El accidente se registró pasadas las cinco de la tarde. Según confirmaron a Diario Sur desde la Sala Unificada de Emergencias 112, se registraron varios avisos simultáneos alertando de que el joven no respiraba y tampoco tenía pulso. Se activó a la Policía Local, al Cuerpo Nacional de Policía, a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) y a Coordinación de Playas.

Según fuentes consultadas, varias personas presenciaron el siniestro y durante el operativo relataron lo sucedido. Al parecer, el joven que pilotaba la moto perdió el control y salió despedido varios metros por encima del nivel del mar, impactando al caer contra la parte trasera del vehículo, una moto acuática –de la marca Yamaha– alquilada por una empresa que también ofrece servicios de formación náutica y de pilotaje.

El fallecido se encontraba en Torremolinos de vacaciones junto a otro amigo que, según las mismas fuentes, estaba pilotando otra moto acuática de la misma empresa. Él fue el primero en percatarse de que el accidente era grave, por lo que acudió en su ayuda, tratando de subirlo en su vehículo ya que el joven no respondía. De forma casi inmediata, como indican distintas fuentes consultadas, un responsable de la empresa de alquiler llegó a la zona del impacto en una lancha Zodiac, a la que subió a la víctima, que no respondía a sus estímulos.

Tras llevar la embarcación a la orilla, los presentes comprobaron que el accidentado no tenía pulso y comenzaron a practicar maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) durante los algo menos de 10 minutos que tardó en llegar la ambulancia con soporte vital. Los sanitarios se hicieron cargo de la situación, practicando RCP avanzada durante más de 30 minutos, pero el médico presente declaró el fallecimiento in situ. En ese momento la Policía Nacional, que ya había llegado al lugar de los hechos y había acordonado la zona junto a la Policía Local de Torremolinos, se hicieron cargo de la situación.

La comitiva judicial se desplazó hasta el lugar de los hechos para practicar el levantamiento del cadáver, después de que la Policía Judicial y la Policía Científica de la Policía Nacional analizasen el cuerpo y la zona. El fallecido tenía previsto regresar a Holanda el próximo lunes.

Tal y como ha podido saber Diario Sur, el joven sufrió un traumatismo craneoencefálico severo durante el accidente. Además, no presentaba síntomas de ahogamiento pese a haber estado inconsciente en el agua

Según confirman desde el 112, ese mismo día –a las dos de la tarde– se había producido un accidente con una moto de agua de la misma empresa. Un adolescente de quince años sufrió un traumatismo facial a raíz del que perdió varias piezas dentales. Fue asistido por el 061 y trasladado al Hospital Regional de Málaga para ser evaluado.

In this article