España registró en 2019 los peores datos de afiliación y de paro desde la salida de la crisis económica

La desaceleración del mercado de trabajo español, aquejado tanto por el enfriamiento de la economía internacional como por la duradera incertidumbre política interna, ha ofrecido en 2019 su peor cara desde que el país salió de la Gran Crisis, según 20 minutos. 

La cifra de desempleados apenas se redujo en 38.692 personas, el peor dato desde 2013, según las cifras que ha ofrecido este viernes el ministerio de Trabajo, y después de varios años en los que se habían registrado recortes de cientos de miles de parados. El año 2019, en resumen, terminó con 3.163.605 españoles en la cola del paro, tras siete ejercicios a la baja… pero aún por encima de la barrera psicológica de los tres millones de parados.



El dato de afiliación a la Seguridad Social, por su parte, también empeora el de los anteriores años de recuperación económica. Se han creado 384.373 empleos en los últimos doce meses, también el peor dato desde 2013... y muy por debajo de los más de 600.000 que se crearon en 2017, el último año completo de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

El enfriamiento del mercado de trabajo se expande a todos los datos laborales. La firma de contratos solo creció el año pasado un 1% (llegaron 22,5 millones a las ventanillas de las oficinas de empleo); y de todos ellos, los indefinidos, de los que registraron 2,1 millones, se desploman un 5,5% respecto a la cifra de contratos fijos de 2018.

El sector agrícola, además, también tiene motivos para la preocupación. Es el único que pierde cotizantes respecto al año anterior: 31.363 afiliados menos. El resto de sectores amplía su fuerza laboral —especialmente el sector servicios, que suma casi 400.000 ocupados más— aunque con más templanza que años anteriores.

Tampoco están de celebraciones en las actividades energéticas y financieras, las únicas dos actividades que pierden cotizantes respecto al año anterior. El resto de actividades eleva su cifra de ocupados, especialmente el sector sanitario (suma 98.964 afiliados más este años, un 6,5% de aumento).

El empuje de la hostelería y el comercio existe, como en otros años, pero es más modesto (+45.565 y +34.332 cotizantes más, respectivamente) en sintonía con el apaciguamiento de llegada de turistas a España. La construcción también pisa el freno: en 2018 crecía su afiliación un 8,4%… y en 2019 solo lo hace al 2,8%

El año cierra con 19.408.538 cotizantes tras seis años de crecimiento, pero la cifra queda lejos de los 20 millones que se había marcado el líder del PP para este año, antes de la moción de censura de Pedro Sánchez que puso fin a los seis años de Gobierno popular.

«Hay que reconocer que esta tendencia se debe a un entorno complejo y a un entorno de incertidumbre política que ha influido de manera notable», ha admitido Yolanda Valdeolivas, la secretaria de Estado de Empleo, tras conocerse las cifras de cierre del año

En este artículo



Restaurante Don Mariano

Comida italiana casera. Especialidad en pizzas blancas. Postres y desayunos.

Restaurante Don Mariano

Comida italiana casera. Especialidad en pizzas blancas. Postres y desayunos.