El PSOE fija como prioridad de la Diputación garantizar el derecho de los malagueños a vivir donde se nace

Los socialistas presentan su proyecto de cambio con el compromiso de que la institución vuelva a estar al servicio de los pueblos.

El secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha fijado hoy como “piedra angular” del proyecto del PSOE en la Diputación la lucha contra la despoblación y como la gran política estratégica en la institución el próximo mandato “garantizar el derecho de los malagueños a vivir donde se nace”. Ruiz Espejo ha presentado hoy con la vicesecretaria general  y portavoz socialista en la Diputación, Antonia García, el programa con el que el PSOE aspira a gobernar el próximo mandato la Diputación Provincial de Málaga.



“Un programa de cambio con respecto a las políticas que las derechas de PP y Ciudadanos han venido realizando estos últimos años en la Diputación. Un proyecto definido y moderno para la provincia de Málaga”, ha destacado. “Un proyecto para conseguir una Diputación más sensible con los pueblos, protectora con las personas, más social, feminista, ecologista, con memoria democrática, más integradora, ejemplo de la recuperación de derechos entre los empleados públicos y caja de resonancia de las verdaderas necesidades, aspiraciones y deseos de los malagueños y malagueñas”, ha resumido.

“Una Diputación que impulse de forma decidida el desarrollo económico y productivo y el empleo de nuestros pueblos, que apueste por mejorar las comunicaciones tanto físicas como digitales para vertebrar y cohesionar el territorio y que garantice la igualdad de oportunidades de los malagueños y las malagueñas vivan donde vivan”, ha explicado.

Ruiz Espejo ha anunciado que si el PSOE gobierna la Diputación pondrá en marcha una Estrategia provincial contra la despoblación dirigida preferentemente a los municipios menores de 5.000 habitantes, pero que también tenga en cuenta al conjunto de los municipios menores de 20.000 habitantes. “Los socialistas defendemos el derecho a vivir donde se nace. La gran política estratégica de la Diputación el próximo mandato tiene que ser garantizar ese derecho a vivir donde se nace”, ha asegurado. Así, ha abogado por poner en marcha medidas para garantizar servicios básicos de calidad, el empoderamiento de la mujer rural, residencias sociales para las familias, servicios financieros, como bancos, o suministros como gasolineras.

Al tiempo, ha señalado que el PSOE aspira a “recuperar la Diputación para los pueblos”. “Defendemos un modelo de Diputación al servicio de los ayuntamientos, no al servicio del gobierno provincial. La Diputación se debe a los pueblos”, ha dicho. Ruiz Espejo ha criticado que los gobiernos del PP, primero en solitario y después apoyados por Ciudadanos, han estado “más centrados en las grandes marcas, los proyectos estrellas y la política de escaparate que en las verdaderas necesidades de los pueblos”.

En paralelo, ha apuntado dos cuestiones claves que la Diputación “debe abordar el próximo mandato para garantizar el progreso y el desarrollo de la provincia: el impulso a las comunicaciones tanto físicas como digitales y la gestión del agua”. En el primer caso, ha especificado que es necesario un incremento en el presupuesto de carretera y un plan de mejora de la red provincial así como impulsar la fibra óptica en todos los rincones de la provincia para que nuestros pueblos “estén conectados al siglo XXI”.

Por otro lado, ha afirmado que es fundamental una verdadera gestión del agua desde la Diputación. “Nuestra provincia necesita el agua para el abastecimiento y para nuestras industrias”, ha dicho. Entre las medidas, ha destacado un plan de infraestructuras hidráulicas que garantice el abastecimiento y la mejora de la red de suministro de agua potable en todos los municipios de la provincia.

Asimismo, ha considerado que la Diputación se tiene que volcar con las dos industrias fundamentales de nuestra provincia: la agroalimentaria y el turismo. Para ello, los socialistas han incluido en su programa estrategias concretas de apoyo a nuestras industrias agroalimentarias locales y líneas de promoción específicas para poner en valor nuestro rico patrimonio natural, cultural y gastronómico.

“Tras ocho años de gobiernos de la derecha en la Diputación y la provincia de Málaga, pedimos a los malagueños y malagueñas una gran movilización y un voto al PSOE para conseguir una Málaga más social, más justa y que mire al futuro”, ha concluido.

Por su parte, la vicesecretaria y portavoz socialista, Antonia García, ha defendido el proyecto de cambio del PSOE tras ocho años “de despidos de trabajadores, políticas antisociales y antimunicipalistas, escándalos, incumplimientos y proyectos estrellas que han acabado estrellados”.

García ha considerado que la Diputación “tiene que volver a sus competencias después de ocho años en los que la derecha ha desvirtuado el papel de esta institución”. Así, ha defendido la constitución de un Consejo de alcaldes y alcaldesas de municipios menores de 20.000 habitantes con capacidad de decisión sobre los programas y la financiación que vaya a realizar la Diputación.

También ha planteado una Diputación que retome las políticas sociales, “abandonadas durante los años de gobierno de  la derecha”,  con medidas como la creación de una red comarcal de residencia de mayores y centros de alzheimer que atienda a las personas que más necesitan de las políticas sociales, una mejor prestación del servicio de ayuda a domicilio en los pueblos y la puesta en marcha de un plan especial para las personas mayores.

García ha asegurado que el PSOE apuesta por una Diputación “feminista”, que multiplique por tres los recursos económicos que se dedican a las políticas de igualdad. “Tras años de externalización de las políticas de igualdad en la institución provincial, desmantelamiento del servicio de igualdad y de no mover un dedo por parte del PP contra el desempleo femenino, es el momento de hacer de Málaga y de su Diputación un referente político de igualdad”, ha dicho.

Asimismo, ha defendido una Diputación que garantice la estabilidad y los derechos de sus empleados públicos, “maltratados en estos años de gobiernos de la derecha”, y que sea referente en políticas de regeneración y transparencia. “Los ochos años de gobierno de la derecha en la Diputación han sido años de escándalos y de poner la institución al servicio del PP. La Diputación se ha convertido estos años en la gran casa de acogida del PP. Todo aquel dirigente del PP que se ha quedado fuera de una institución en este tiempo ha encontrado cobijo en la Diputación. Por eso es tan necesario un cambio. Un cambio que tiene que llegar el próximo 26 de mayo de la mano del PSOE”, ha concluido.

En este artículo



Cervecería tapería Amarela

Especialistas en carnes, rabo de toro, carrillada y morcilla de arroz

Calle los Prados, Torre del Mar

Cervecería tapería Amarela

Especialistas en carnes, rabo de toro, carrillada y morcilla de arroz

Calle los Prados, Torre del Mar