El presunto homicida de Dana Leonte denuncia amenazas de muerte en prisión

Sergio Ruiz asegura que fue acorralado por un grupo de reclusos de la cárcel de Albolote, adonde fue trasladado hace varias semanas.

Sergio Ruiz lleva en prisión desde la noche del 30 de septiembre, cuando ingresó en el centro penitenciario de Alhaurín de la Torre como sospechoso de haber matado a su pareja, la joven rumana Dana Leonte. Semanas después, fue trasladado a la cárcel granadina de Albolote. Y allí, dice, ha encontrado un «ambiente hostil» que le hace temer por su vida. Asegura que ha sido amenazado de muerte por un grupo de reclusos.



Según informa Diario Sur, el incidente, del que ya ha sido informada la jueza que instruye el caso, ocurrió el 23 de octubre. El propio Sergio Ruiz telefoneó a su hermana desde la prisión «en estado de desesperación» para que informara a su abogado –Juan José Moreno– y a la magistrada de que había sido «amenazado de muerte» por varios reclusos en la cárcel de Albolote.

Tras este episodio, que según dijo Sergio le hizo temer por su vida, el letrado que lo representa solicitó a la jueza que «tome las medidas necesarias para proteger su integridad física». Y más concretamente, le pidió que trasladara a Sergio de vuelta a la cárcel de Alhaurín De la Torre, donde «hasta la fecha no se había producido incidencia alguna», subraya el abogado en su escrito.

Su abogado ya ha informado del incidente a la jueza y ha pedido su puesta en libertad.

De momento, la dirección del centro penitenciario granadino ya ha adoptado una decisión para tratar de proteger al presunto homicida: ha sido derivado a un módulo de máxima seguridad.

Lo cierto es que la única incidencia que protagonizó Sergio Ruiz en la prisión malagueña fue el auxilio a su entonces compañero de celda, el parricida de Puerto De la Torre (en prisión por matar a su madre de disparos de escopeta el pasado septiembre), a quien al parecer salvó la vida al alertar a los funcionarios de que estaba intentando suicidarse.

Paralelamente, la defensa del presunto homicida de Dana Leonte ha recurrido a la Audiencia Provincial la decisión del juzgado de mantener en la cárcel a Sergio Ruiz. Según sostiene su abogado, no hay pruebas que incriminen a la pareja de la joven rumana, que desapareció el 12 de junio, ya que no se ha acreditado que las manchas halladas en el primer registro de la casa de la pareja en Arenas correspondan a sangre de la víctima.

Ruiz, principal sospechoso para la Guardia Civil, fue detenido a finales de septiembre después de que un perro localizara en el campo un hueso, concretamente un fémur, que las pruebas de ADN determinaron que pertenecía a Dana Leonte, cuyo hallazgo, a juicio de los forenses, era incompatible con la vida de la joven.

In this article