El PP de Vélez propone un plan de emergencia social, económica y fiscal para paliar los efectos de la crisis sanitaria

Los ‘populares’ exigen paralizar la tramitación del presupuesto municipal y consensuar unas cuentas para 2021.

Los responsables del PP de Vélez Málaga han mostrado su preocupación por los datos del paro registrado en el municipio, que ponen de manifiesto la difícil realidad que viven numerosos vecinos y empresas debido a la crisis sanitaria, por lo que han hecho un llamamiento a la corporación municipal para consensuar de forma urgente un plan extraordinario de emergencia social, económica y fiscal que contemple medidas que alivien esta situación.



El portavoz municipal del PP, Francisco Delgado Bonilla, ha detallado que, según los datos de los servicios públicos de empleo, desde junio 2019, cuando se inició el presente mandato corporativo, los demandantes de trabajo en Vélez Málaga han pasado de 10.331 a 15.679 y el paro registrado, de 6.997 a 8.613, con un aumento de 267 personas solo en el pasado mes de octubre.

Delgado Bonilla ha lamentado que, tal como el PP viene anunciado desde hace meses, esta realidad se ha visto acentuada desde que se declaró la emergencia sanitaria y se ha ido agravando ante la pasividad del Gobierno municipal (PSOE-GIPMTM) a la hora de tomar medidas efectivas para ayudar a vecinos, autónomos y empresas a atenuar las graves consecuencias de la crisis.

“El PP denunció meses atrás que PSOE y GIPMTM les diesen la espalda en estos momentos tan difíciles y dramáticos a los autónomos, comerciantes, pymes y vecinos anunciando un inexistente plan de medidas, una simple cortina de humo, fuegos de artificio a los que nos tienen acostumbrados, al no concretar ni una sola medida fiscal o económica, solo lo que regula la ley”, ha indicado el concejal.

El dirigente del PP ha criticado que las medidas recogidas en el presupuesto de 2020, aprobado inicialmente el pasado 23 de octubre, a solo dos meses de acabar el ejercicio, “priman el afán recaudatorio por encima de las necesidades y problemas de vecinos y empresarios, no proponen nada concreto y se limitan simplemente a decir que van a aplazar y fraccionar diferentes tasas e impuestos”.

“El único objetivo para aprobar el presupuesto, que va a tener una vigencia de un mes, es la puesta en marcha de proyectos faraónicos y fastuosos para contentar los caprichos insaciables del señor Atencia, que vive en otra realidad. Lo único que les interesa es consolidar con este presupuesto la política de enchufismo y nepotismo que vienen practicando desde el 2015”, ha afirmado Delgado Bonilla.

Medidas reales

El portavoz ‘popular’ ha dejado claro que, a la vista de los datos de desempleo hoy publicados, su grupo “no puede consentir la pasividad e inacción de este Gobierno insensible a las necesidades tanto del tejido productivo del municipio como de los vecinos y colectivos en situación de riesgo” y ha abogado por la necesidad de “un Gobierno fuerte y con determinación, con ideas claras y propuestas efectivas y viables que ayuden realmente a la gente y a las empresas locales”.

En este sentido, ha recordado que ya en marzo el PP se adelantó a la situación que ahora se sufre y presentó una propuesta para que, a través de un acuerdo de todas las fuerzas políticas con representación municipal, se estableciera un plan de medidas y ayudas fiscales y económicas para los vecinos, las empresas y los comercios del municipio, que no se llegó a debatir debido al estado de alarma.

La propuesta incluía además la elaboración de un plan de contención del gasto, eliminando todo aquel desembolso que fuese innecesario y superfluo y paralizando las inversiones en nuevos equipamientos públicos, innecesarios dada la situación económica y las consecuencias de la emergencia sanitaria.

“Tenemos propuestas fiscales, económicas y sociales para ayudar lo máximo posible a familias, autónomos y empresarios”, ha asegurado Delgado Bonilla, que ha lamentado que “en ningún momento el Gobierno municipal nos ha consultado para colaborar en la elaboración de un plan de emergencia para ayudar a nuestra gente”. Asimismo, ha denunciado el “engaño” que supuso la comisión que se creó para recoger propuestas de reactivación económica “y que no ha vuelto a convocarse”.

Plan de emergencia y nuevo presupuesto

Por todo ello, ante la los devastadores efectos que la crisis está teniendo en el municipio y ante la ineficacia de las supuesta medidas implantadas por el equipo de gobierno, el portavoz ‘popular’ ha vuelto a hacer un llamamiento al consenso y a la responsabilidad de los grupos políticos con el fin de elaborar y poner en marcha un plan extraordinario de emergencia social, económica y fiscal que contemple las medidas necesarias para paliar esta situación y ayudar a vecinos y empresas.

“Exigimos la paralización inmediata del presupuesto municipal inicialmente aprobado para 2020 para elaborar, por acuerdo unánime de todos los grupos políticos, un presupuesto para 2021 que dé respuesta efectiva a las necesidades reales de la crisis social y económica del municipio”, ha manifestado.

Entre las medidas que deben contemplarse en el nuevo presupuesto figuran, según la propuesta del PP, una bajada de los impuestos municipales (IBI, Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, plusvalías o Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras), la derogación del impuesto vinculado a la entrada y salida de carruajes, la reducción del 10 por ciento del recibo del agua o la exoneración del pago de tasas vinculadas a la actividad comercial en el ejercicio 2020.

Del mismo modo, se propone una actualización de los estudios de costes e ingresos de todos los servicios sujetos a tasas, precios o tarifas, un incremento del fondo de contingencias en 2 millones de euros para atender todas las emergencias sociales y la paralización de todas las inversiones en equipamientos públicos para destinar dichos fondos a un plan local de dinamización comercial y empresarial.

Precisamente, en relación con la actividad empresarial y comercial del municipio, el PP propone la puesta en marcha de un plan de ayudas directas a empresarios y comerciantes locales para mantener y garantizar los puestos de trabajo.

Tal como ya propusieron en su momento, los ‘populares’ abogan también por la eliminación de todo el gasto superfluo e innecesario del presupuesto municipal y la elaboración de un plan de austeridad, así como por efectuar una revisión y reducción del gasto corriente.

En materia de recursos humanos, se propone congelar temporalmente la oferta de empleo público, salvo reposición de vacantes en servicios de Policía o emergencia o excepciones debidamente justificadas; prohibir contrataciones temporales, salvo para proyectos concretos con financiación externa o cubrir, en casos excepcionales, necesidades urgentes e inaplazables que afecten al funcionamiento de los servicios públicos esenciales.

“Desde el PP volvemos a llamar al consenso para alcanzar un gran acuerdo que nos permita poner en marcha las medidas que nuestros vecinos reclaman en estos momentos de extrema necesidad. No podemos esperar más para pasar a la acción; tenemos que alcanzar acuerdos que permitan ayudar a nuestra gente no con palabras vacías, sino con hechos reales y concretos”, ha finalizado el edil.

In this article