El Instituto Andaluz de la Mujer ha prestado apoyo psicológico a 713 menores víctimas de violencia de género hasta junio

Un total de 90 niñas y niños han recibido por primera vez atención en los distintos programas durante el estado de alarma.

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha atendido a 713 menores en los diferentes programas de ayuda psicológica dirigidos a adolescentes, hijas e hijos víctimas de violencia de género y violencia sexual durante el primer semestre del año. Un total de 90 menores, el 12,6% del total, han recibido por primera vez ayuda durante el estado de alarma declarado en España a causa del COVID-19. Asimismo, el IAM ha ofrecido asesoramiento a 598 padres, madres y tutores legales. En definitiva, en los primeros seis meses del año se ha prestado atención a 1.311 personas, entre menores y familias, víctimas directas e indirectas de la violencia machista.



La directora del Instituto Andaluz de la Mujer, Laura Fernández, ha explicado que “ha sido especialmente difícil acceder y captar, así como trabajar e intervenir, con esta población infantojuvenil que ha vivido la situación producida por el COVID-19 de una forma diferente y, podríamos decir, incluso más dura que las personas adultas. Estoy hablando de mayores restricciones de movilidad, un calendario escolar que no ha parado, determinadas necesidades propias del desarrollo psicosocial, afectivo y cognitivo que se han visto limitadas por este contexto”.

En esta línea, ha insistido en que “la población infantil y juvenil lo ha pasado especialmente mal y cuando concretamos y hablamos, en este caso, en contextos de violencia de género, confluyen una infinitud de variables que nos ha dificultado bastante poder seguir atendiendo en aquellos casos ya activos y, sobre todo, en los nuevos. Aun así, hemos podido captar y detectar 90 nuevos casos que se han incluido en nuestros itinerarios y han podido beneficiarse de una atención integral que también se ha adaptado a sus nuevas necesidades en una situación de violencia influenciada indudablemente por la emergencia social generada por el COVID-19”.

En concreto, en el Programa de atención psicológica a hijas e hijos de mujeres víctimas de violencia de género se dio cobertura a 438 menores, 67 durante el confinamiento, y también se ha asesorado a 286 madres. En total, se ha dado  apoyo a 724 personas. Este programa se dirige a menores de 0 a 17 años, incluyendo también la atención perinatal, es decir, desde la gestación, el parto, el postparto y la crianza de los 0 a 3 años así como el resto de la primera infancia (hasta los 5 años). Este servicio está dirigido específicamente a menores, pero también asesora a las madres con el objetivo de informarlas sobre los efectos psicosociales de la violencia machista en sus hijas e hijos, que aprendan a identificar las señales de alarma previas a la reproducción de conductas de violencia, a mejorar las relaciones y la comunicación y, por último, orientar a estas mujeres sobre las pautas educativas más adecuadas en función de la edad. La franja de edad entre los 6 a 14 años es la que tiene más demanda.

Mientras tanto, en el Programa de atención psicológica a mujeres menores de edad víctimas de violencia de género se ha atendido a 120 chicas, de las que 46 han pedido ayuda por primera vez a lo largo de estos seis meses, 21 de las cuales, el 45,6%, lo hizo durante el estado de alarma. Asimismo se ha dado asesoramiento a 156 familiares. Este  programa ofrece atención psicológica, individual y grupal a adolescentes de entre 14 y 18 años que sufren o han sufrido violencia de género en sus primeras relaciones de pareja y, además, se orienta e informa a las madres, padres y/o tutores de las menores atendidas.

Como complemento a esta prestación, se puso en marcha el Programa de atención psicológica a mujeres menores de edad especializada en violencia sexual donde el pasado año se intervino con 81 adolescentes. Además, se asesoró a 82 familiares. Este servicio ofrece atención especializada para hacer frente a las consecuencias psicológicas derivadas de las agresiones y/o abusos sexuales sufridos por las menores usuarias. El programa está implementado con un equipo de psicólogas expertas en violencia de género y otro de sexólogas expertas en violencia sexual. Además, también se orienta y asesora a las familias.

Y, por último, en el Servicio de apoyo en crisis a hijas e hijos de mujeres víctimas de violencia de género con resultado de muerte (o gravemente heridas) se dio cobertura a 148 personas. En concreto, el servicio se activó en cinco ocasiones y se intervino con 74 menores, tanto hijas e hijos como alumnado, y con 74 personas adultas.

Para acceder a este servicio, las mujeres víctimas de violencia de género deben contactar con el Centro Provincial del Instituto Andaluz de la Mujer de cada provincia, con los Centros Municipales de Información a la Mujer y a través del Teléfono de Información a las Mujeres 900 200 999.

In this article



Taxi 30

Servicio de taxi 24 horas

Reservas llamando al 646 611 671

Taxi 30

Servicio de taxi 24 horas

Reservas llamando al 646 611 671