Ecologistas detectan el alga asiática invasora en los acantilados de Maro

Se trata de la misma especie aparecida en Cádiz y la Costa del Sol occidental

El colectivo GENA-Ecologistas en Acción ha denunciado públicamente la aparición de un alga exótica en el fondo submarino del paraje natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo. Se trata de la llamada “alga asiática” (de nombre científico Rugulopterix okamurae), que traerá consecuencias “funestas para los ecosistemas marinos” de la zona, según el portavoz de la asociación, Rafael Yus. Este alga está considerada oficialmente como una especie invasora en el Mar Mediterráneo.



Esta especie “tiene un fuerte comportamiento invasor en los ecosistemas marinos infralitorales, y ahí compite con las algas autóctonas en dos aspectos claves para la biología de las algas”, asegura Yus. Por un lado, la disponibilidad de sustrato para fijarse (puesto que no son móviles) y, por otro, la de luz para fotosíntesis. Así, en la competencia por estos dos factores, la asiática “se impone y acaba dominando todo el manto de algas”.

Además, añade Rafael Yus, “esta alga invasora tiene capacidad de usar como soporte las colonias de invertebrados marinos como los corales y las gorgonias, dificultando los procesos nutritivos de estos invertebrados”. Por otro lado, con las altas temperaturas se reproducen rápidamente y producen poblaciones muy extensas que luego el mar arroja a las playas masivamente”. Además, recuerda, el alga asiática queda atrapada “en las redes de los pescadores”, al tiempo que “aumenta los costes de limpieza” en las playas cuando son arrojadas por el mar, entre otras cosas.

Para GENA-Ecologistas en Acción, “se cumple así la amenaza que muchos temíamos cuando el alga fue descubierta en el año 2015 en el Estrecho de Gibraltar”. Desde entonces, “se ha detectado tanto en Cádiz como en diversos puntos de la Costa del Sol occidental”.

En los acantilados de Maro-Cerro Gordo, explica Rafael Yus, “se ha encontrado en profundidades de entre 50 centímetros y cinco metros, justo en una zona de una rica biodiversidad”, según testimonios de los submarinistas que la han hallado.

In this article